6 de Agosto, Fiesta de Thot

Dyehuty en egipcio, Tot en griego (Θωθ), es el Dios de la sabiduría, la escritura, la música, los conjuros y hechizos mágicos y símbolo de la Luna en la mitología egipcia. Se le representa como un hombre con cabeza de ibis, una pluma y la tablilla de escriba celestial para anotar los pensamientos, palabras y actos de los hombres y pesarlos en su balanza. También fue representado como babuino. También era representado como el Dios ayudante de Ra.

Thot está considerado Dios de la sabiduría y tenía autoridad sobre todos los Dioses. También fue el inventor de la escritura, patrón de los escribas, de las artes y las ciencias. Como Dios de la escritura, era el inventor de todas las palabras, del lenguaje articulado.

Era un dios lunar medidor del tiempo, y el que estableció el primer calendario y por eso el primer mes llevaba su nombre. Creó los cinco días Heru Renpet (epagómenos), quitándolos de la luminosidad de Jonsu, que simbolizaba la Luna. Estos nuevos días permitieron a Nut parir cuatro hijos, pues Ra le había impedido tenerlos en el transcurso del año; estos fueron los dioses: Osiris, Seth, Isis y Neftis.

Thot desempeña el oficio de escribano sagrado, ya que documenta los hechos en la sala de las Dos Verdades. Es el registrador y el juez. En el panteón egipcio asistía al pesaje de las «almas» en una balanza, el juicio de Osiris.

También fue considerado el arquitecto que conocía los trazados y trayectorias de todas las cosas, el señor de los inventores y de la sabiduría. Estaba relacionado con la música como inventor de la lira.

Su nombre "El de Dyehut", refería al XV nomo del Bajo Egipto. Recibió el epíteto de "Regulador de las crecidas de las aguas", el de "Toro de las estrellas" por representar los poderes mentales de Ra; también fue llamado "Atón de plata" en el periodo Tardío, el sol de la noche. Como "Señor del Tiempo" se encargaba de anotar en las hojas de una persea, con la ayuda de Seshat, los años de reinado de cada faraón.

Era un dios creador en Hermópolis Magna, donde regía la "Casa de la Vida" y se creía que había codificado las ceremonias que transforman a los muertos en espíritus, y que sólo sus sacerdotes podían tener acceso a este conocimiento "hermético", de ahí que se le denomine Hermes, el tres veces grandioso y de él hayan emanado las leyes herméticas.