13 de Agosto, Festival de Diana de los Bosques

Comienza el festival de Diana de los Bosques, Diosa cazadora y de la fecundidad.

Por ser el día más caluroso del año se representa a la Diosa con una antorcha en su mano derecha. En esta noche los festejos se realizan en un bosque. Las vestales portan el fuego sagrado y las ninfas bendicen las aguas. Las mujeres favorecidas por la Diosa acuden adornadas con guirnaldas, y los devotos construyen un improvisado templo en el que dejan toda la noche sus lamparillas encendidas.

Diana era adorada en un festival celebrado este día, cuando el rey Servio Tulio, esclavo de nacimiento, le dedicó un altar en el monte Aventino a mediados del siglo VI a. C. El estar en este lugar, y por tanto fuera del pomerium, significa que el culto de Diana siguió siendo esencialmente «extranjero», como el de Baco y nunca fue oficialmente «transferida» a Roma como lo fuera Juno tras el saqueo de Veyes.

Parece que su culto procedía de Aricia, donde permaneció su sacerdote, el Rex Nemorensis. Allí mantuvieron en común las tribus latinas el simple templo abierto, que Roma aspiró a fusionar en una sola.

Diana de los bosques fue pronto completamente helenizada, «un proceso que culminó con la aparición de Diana junto a Apolo en el primer lectisternium de Roma». Diana fue considerada con gran reverencia por los ciudadanos de clase inferior y los esclavos, pudiendo éstos recibir asilo en sus templos.