8 de Abril, Hanami

Hanami (花 见, Lit. "La apertura de las flores") es la costumbre tradicional japonesa de disfrutar de la belleza de las flores, suelen referirse casi siempre a las flores de cerezo ("sakura") o menos frecuente, a las flores del ciruelo ("ume"). A partir de finales de marzo hasta principios de mayo, las flores de Sakura florecen por todo Japón y en el primero de febrero en la isla de Okinawa. El pronóstico de flor (桜 前线 sakurazensen) se anuncia cada año por la oficina meteorológica y es observado cuidadosamente para realizar las fiestas de Hanami ya que las flores sólo duran una semana o dos. En nuestros días la fiesta del Hanami se compone principalmente de tener una reunion al aire libre debajo del arbol de cerezo durante el día o la noche. En algunos contextos, el término chino-japonés Kano (観 桜, Vista de cerezo) se utiliza para describir el lugar de dicha reunión, sobre todo para mirar los festivales. El Hanami nocturno se llama yozakura (夜 桜, Literalmente, la noche sakura). En muchos lugares, tales como el Parque Ueno se cuelgan linternas temporales de papel. En la isla de Okinawa, lámparas decorativas eléctricas se cuelgan en los árboles para el disfrute de la noche.

Una forma más antigua de Hanami es el disfrute de las flores del ciruelo (梅 ume), al que se refiere estrictamente a umemi (梅 见, Vista de la Ciruela). Este tipo de Hanami es muy popular entre las personas mayores, porque estas reuniones son mas tranquilas que la de los cerezos, que por lo general involucran a las personas más jóvenes y a veces puede ser muy concurridas y ruidosas.

La práctica de Hanami tiene muchos siglos de antigüedad. La costumbre se dice que comenzó durante el Período de Nara (710-794), en este período eras las flores de Ume las que la gente admiraba. Pero por el Período Heian (794-1185), las flores de Sakura llegaron a atraer más atención y se tomo el Hanami  como sinónimo de Sakura. A partir de entonces, en la tanka y el haiku, "flores" significaba "sakura". Las flores de Sakura fueron utilizadas originalmente para adivinar la cosecha del año, así como anunciar la temporada de siembra del arroz. La gente empezó a hacer ofrendas a los kami dentro de los árboles. Posteriormente, empezaron a hacer esas ofrendas para pedir amor.

Hoy en día, los japoneses continúan con la tradición del Hanami, reuniendo en grandes cantidades allí donde los árboles en flor se encuentran. Miles de personas llenan los parques para celebrar las fiestas bajo los árboles en flor, ya veces estas reuniones continúan hasta bien entrada la noche, comiendo y bebiendo, jugando y escuchando música. Algunos platos especiales se preparan y se comen en la ocasión, como dango y Bento. El proverbio "bolas de masa hervida en lugar de flores" (花 より 団子 Hana Yori Dango) se burla de la gente que prefiere comer y beber en vez de admirar las flores.