25 de Abril, La Robigalia

En la religión de la antigua Roma, la Robigalia fue un festival que se celebrada 25 de abril. Era uno de los festivales agrícolas del mes de abril para celebrar y revitalizar las plantas y su crecimiento. Su ritual principal era el sacrificio de un perro para proteger los campos de cereales de la enfermedad. También se celebraban juegos (ludi) en forma de "mayores y menores".  Se hacían carreras de carros (ludi cursoribus), celebradas en honor de Marte y Robigo. En carreras de carros, los conductores más jóvenes parecen haber adquirido experiencia con un carro de dos caballos (biga) antes de pasar a un equipo de cuatro caballos (cuadriga).

Se le ofrecía un sacrificio de sangre y las entrañas de un cachorro destetado (Catulo). La mayoría de los sacrificios de animales en la religión pública de la antigua Roma dio lugar a una comida comunitaria y por lo tanto participan los animales domésticos cuya carne era una parte normal de la dieta romana, el perro se presenta como una víctima más a menudo en ritos mágicos y privados de Hécate y otras deidades ctónicas, y se ofrecía públicamente en la Lupercalia y los sacrificios correspondientes a las cosechas de cereales.