15 de Abril, La Fordicidia

La Fordicidia fue un festival de la fertilidad, que se celebró el 15 de abril que se refería a la cría de animales. Se trataba del sacrificio de una vaca preñada a Tellus, o Madre Tierra. Según Ovidio, el origen de estas fiestas se remonta a una época de esterilidad durante el reinado de Numa. En sueños, el rey recibió el medio de acabar con ella: tenía que sacrificar dos vacas, pero matando una sola víctima. La solución al aparente enigma se la dio la ninfa Egeria: sacrificar una vaca preñada.

En el sacrificio del Estado para la Fordicidia, el becerro nonato era arrancado del vientre de su madre por los asistentes de Virgo Vestalis o vestal máxima y después quemada. Sus cenizas eran preservadas por las Vestales y se utiliza como uno de los ingredientes en los rituales, junto con la sangre seca del Caballo de Octubre del año anterior, y los tallos de los que los frijoles habían sido cosechados.