3 de Marzo, Hinamatsuri

El Hinamatsuri (雛祭) o festival de las muñecas, también llamado Sangatsu Sekku (festival del tercer mes), Momo Sekku (festival del melocotón) y Joshi no Sekku (festival de las muchachas), se celebra el 3 de marzo. Es el día que las familias rezan por la felicidad y prosperidad de sus hijas, y para ayudar a que crezcan sanas y hermosas. La celebración tiene lugar tanto dentro de los hogares como en la playa. Se supone que ambos lugares alejan los malos espíritus de las muchachas. Las jóvenes visten sus mejores kimonos y visitan las casas de sus amigos.

En él, las niñas exponen varias muñecas (ningyō (人形) vestidas con kimonos tradicionales y quedan situadas en distintos niveles de una plataforma, de hasta 5 a 7 escalones. Estas muñecas representan personajes de la corte imperial de la Era Heian y representan al emperador, la emperatriz, sus asistentes y músicos en ropas cortesanas antiguas y pasan de generación a generación dentro de la familia. Normalmente sólo se adornan los personajes que representan al Emperador y la Emperatriz. Se suele adornar también con flores de melocotonero.

Existen principalmente tres tipos de muñecas: la hina, la tachibina (una muñeca de papel y probablemente la más antigua) y también muñecas de madera. Muchas muñecas hina son herencias de la familia, se transmite de madres a hijas durante generaciones. El conjunto regular (Dairi-hina) se compone de quince muñecos: el señor y la señora (Dairi-sama), tres damas de honor (Konjo), cinco músicos, dos retenes y tres guardias. Hay representaciones y adiciones modernas de actores, actrices, jugadores de béisbol, etc

Se coloca debajo de las muñecas principales diversos utensilios domésticos y muebles pequeños, incluyendo las bandejas con platos de comida, espejos, instrumentos musicales, cajas y muchas otras cosas. Se agregan muebles nuevos a menudo cada año. Tradicionalmente, este festival es para conmemorar el nacimiento de las tres Muna Katano-Kami, las tres hijas de Amaterasu, la Diosa del sol. También es un día preferido para los matrimonios.

La tradición proviene de China, donde se pensaba que estas muñecas podían esconder los malos espíritus en sus cuerpos, salvando así a su dueño de encuentros peligrosos una vez se librara de ellas. De esta manera, la costumbre llegó a Japón como una ceremonia conocida en el Periodo Heian como hina nagashi, en que las muñecas de papel eran enviadas en barco por el curso de un río, llevándose consigo los malos espíritus. La costumbre se difundió durante el Período Edo, pasando de generación en generación hasta lo que hoy conocemos como Hinamatsuri.

Se dice que si las muñecas quedan expuestas más tiempo del necesario, la niña se quedará soltera de mayor o que tardará en casarse. Por ello, las muñecas suelen guardarse pronto pasado el festival, siendo el día 4 el mejor para hacerlo.

El festival cuenta con su propia canción tradicional, muy conocida entre la población japonesa. Un plato típico de la festividad es el hinaarare, una especie de bolitas de arroz de diversos colores y dulces, que se dice que protegen a las niñas de las enfermedades y la mala suerte. Suele beberse shirozake, un sake de color blanco y dulce, para purificar el cuerpo.