21 de Marzo, Día de Marduk

Marduk (acadio AMAR.UTU, en la Biblia Merodach מְרֹדַךְ) Marduk era el Dios tutelar de la ciudad de Babilonia. Llegó a su máximo esplendor durante el siglo XVII a.C., bajo el reinado de Hammurabi, cuando Babilonia pasó a ser la ciudad capital de todo el área mesopotámica, convirtiéndose también Marduk en el Dios principal de todo el panteón.

Marduk era un Dios relacionado con el agua, la vegetación, la magia y el juicio. Se le representa con forma humana y su símbolo es una serpiente o un dragón. Estaba casado con Sarpanitu, Diosa del parto, y tuvieron a Nabu, el dios de la sabiduría. Su festividad se llevaba a cabo en el equinoccio de primavera, cuando se leían algunos versos del Enûma Elish ante su estatua para conmemorar su victoria sobre Tiamat, que conllevó el control de las fuerzas primitivas del caos.

Para explicar como Marduk llegó al poder, se escribió el Enûma Elish, que cuenta la historia del nacimiento de Marduk, sus gestas heroicas, y como llegó a convertirse en el señor de los dioses. Esto puede verse como una forma de apologías Mesopotámicas. En el Enûma Elish, creció una guerra civil entre los Dioses hasta convertirse en una batalla climática.

Cuando los Dioses más antiguos, Apsu y Tiamat, fueron molestados por los ruidos que ocasionaban los Dioses más jóvenes, Anu y Ea. Apsu decidio acabar con ellos pero Ea se adelantó, matando a Apsu y dando a luz a Marduk poco después. Tiamat, furiosa, se convirtió en dragón y creó un ejército de monstruos liderados por Kingu, quien tenía las Tablas del Destino atadas a su pecho.

Marduk se ofreció a luchar contra Tiamat a cambio de ser aceptado como rey por el resto de Dioses. Partió a Tiamat en dos partes, que serían el cielo y la tierra, e hizo brotar de sus ojos los ríos Tigris y Eúfrates. Después mató a Kingu y usó las Tablas del Destino para crear el cosmos. Con su sangre creó a la humanidad y después fundó la ciudad de Babilonia para que fuera su templo.

Marduk es visto como un hijo de Ea. El padre reconoce voluntariamente la superioridad del hijo y le entrega el control de la humanidad. Esta asociación de Marduk y Ea, aunque indica la supremacía una vez gozada por Eridu como centro político y religioso de Babilonia, también puede reflejar una temprana dependencia de Babilonia sobre Eridu, no necesariamente de carácter político, sino, en vista de la difusión de la cultura en el Valle de Éufrates desde el sur hacia el norte, el reconocimiento de Eridu como el centro más antiguo por parte del más joven.

Después de la época de Hammurabi, el culto de Marduk eclipsó al de Enlil, y aunque durante los cuatro siglos de control de los casitas sobre Babilonia (1570 a. C.–1157 a. C.), Nippur y el culto de Enlil disfrutaron un periodo de renacimiento, pero cuando sobrevino la reacción, se marcó el triunfo definitivo y permanente de Marduk sobre Enlil hasta el fin del Imperio Babilónico. El único rival serio de Marduk después del año 1000 a. C. fue Assur en Asiria. En el sur de los reinos supremos de Marduk. El normalmente es referido como Belio "Señor".