10 de Marzo, Faravahar

Faravahar significa "elegir", en términos de Zoroastro se refiere a la decisión de dejar una vida mortal. La imagen de Faravahar desciende de la imagen egipcia del disco alado símbolo de la realeza divina y en la creencia de Zoroastro, representa la parte inmortal del alma humana, también conocida como fravashi. Zoroastrianos creen que cuando un niño nace su fravashi desciende a la tierra para actuar como un espíritu guardián. El Avesta, el libro sagrado, afirma que el fravashi tiene tres períodos de la existencia: fravashayo zatanam (fravashi del no nacido), zavantam fravashayo (fravashi de la vida) y fravashayo irirathusham (fravashi de los muertos).

Farvardigan es la fiesta de Zoroastro de todas las almas. En los tiempos antiguos, a los diez días antes del Año Nuevo (no Ruz) se consagra alimentos para dárselos a los espíritus, ya que se cree que en este día retornan los espíritus de los muertos. También se ve como un período de reflexión: una oportunidad para examinar la propia conciencia y arrepentirse de los errores del pasado.

En 936 dC, un grupo de seguidores de Zoroastro emigraron de la región de Pars de Irán a la India para escapar de la persecución musulmana. El parsis, como se les conoce ahora, siguen el calendario religioso Shenshai. Durante Farvardigan, también conocido como Mukhtad, creyentes se congregan en los templos de fuego para decir las oraciones en nombre de los espíritus, después de la adoración, las familias ofrecen frutas, flores, incienso, madera y se llevan a cabo rituales individuales hechas por un sacerdote en torno a el fuego del templo. El último día de Mukhtad se conoce como Pateti, un día de arrepentimiento antes de la celebración del Año Nuevo.