Imbolc

Imbollgc Brigantia (Caledónica), Lupercus (Strega), Candelaria (Cristiana).

Fecha: 2 de Febrero.

En este día celebramos el final del invierno y la llegada de la primavera. El niño sol está en brazos de la Diosa. Es tradición encender velas y lámparas en honor a la luz que comienza (en el Cristianismo es la época donde se consagran las velas de los altares). Muchos grupos prefieren esta fecha para sus iniciaciones. Tradicionalmente Imbolc honra a las semillas que bajo Tierra empiezan a germinar. Imbolc celebra los días, que visiblemente van siendo cada vez más largos y nos anima a limpiarlo todo y a prepararse para la atareada estación que viene. Los antiguos Celtas denominaban este día “Día de Brígida”, en Honor a la triple Diosa de este nombre. En Imbolc pedimos inspiración y guía para nuestros nuevos planes y proyectos, y le dedicamos algunos pensamientos a los misterios ocultos que están teniendo lugar en la oscuridad. Al igual que la tierra oscura gesta la vida que va a surgir y a florecer en primavera, nosotros honramos nuestros momentos de poder oscuro, que gestan el crecimiento que nos va a sostener en los cálidos y soleados meses que están por venir.

Para el altar podemos usar un símbolo de la estación, como ser la representación de un copo de nieve, una flor blanca o quizás algo de nieve en un envase de cristal. También debemos tener una vela naranja, ungida con aceite de almizcle, canela, incienso o romero. Podemos fundir la nieve y usarla como agua para el trazado del círculo. Comenzaremos arreglando el altar, y trazando el círculo. Luego recitamos el Cántico de Bendición, e invocamos a la Diosa y al Dios, luego decimos:

Es el tiempo de la fiesta de antorchas,
Cuando cada lámpara se inflama y brilla para dar la bienvenida al renacimiento del Dios.
Celebro a la Diosa, celebro al Dios; Toda la Tierra Celebra

Prendemos la vela naranja con la vela roja del altar (o al sur del círculo). Lentamente caminamos alrededor del círculo en sentido deosíl (sentido de las agujas del reloj), con la vela delante de nosotros decimos:

Toda la tierra está envuelta en invierno, 
El aire está helado y escarcha cubre la tierra,
Pero el Señor del Sol, el astado de los animales y lugares salvajes, 
ha renacido sin ser visto por la graciosa Diosa Madre, Señora de toda fertilidad.
Salve Gran Dios, Salve y Bienvenido

Nos detenemos delante del altar, manteniendo la vela en alto. Miramos en su llama, y visualizamos nuestra vida floreciendo con creatividad, con renovada energía y fuerza. Si necesitamos mirar al futuro o al pasado, ahora es un momento ideal.

Algunas prácticas tradicionales de Imbolc son, al caer el sol, el encender todas las luces de la casa, o por lo menos una vela en cada habitación, en honor al renacimiento del Sol. También puede encenderse una lámpara de kerosén con una chimenea roja y ponerla en una parte prominente de la casa o en una ventana. Si hay nieve afuera, también podemos caminar sobre ella, recordando el calor del verano; luego trazaremos con nuestra mano proyecta una imagen del Sol.

Las comidas de Imbolc son todas aquellas que lleven lácteos, ya que Imbolc es el festival del nacimiento de los terneros. Cualquier plato que lleve crema agria es apropiado, como lo son comidas especiales y suculentas. También cualquier otra como curry, y platos hechos con ajíes, pimientos, cebollas, ajos, echalots, o endibias; podemos usar también vinos especiales y platos conteniendo pasas, todos símbolos del Sol.