Características Generales del Signo de Piscis

Fecha: Febrero 18 - Marzo 20.
Arquetipo: El Profeta y el Samaritano.
Símbolo: Los Peces.
Planeta Regente: Neptuno.
Elemento: Agua.
Cualidad: Mutable.
Polaridad: Femenino.
Frase Clave: Yo Creo.
Palabra clave: comprensión.
Correlación Física: Pies y Tobillos.
Metal: Platino.
Piedras y Cristales: Aguamarina, Coral, Perla, Jade Verde, cristal de Roca. piedras azul, verde, aguamarina, turquesa, amatista, diamante azul, turmalina violeta.
Colores: Verde agua claro, azules claros.
Animales: Ballena, Delfín, Peces, Pingüino, Foca, Tiburón.
Alimentos: Lechuga, Pepino, Calabacín, Melón, cosas dulces.
Flores: Nenúfares, Rosas Rosadas, Calas, flores en capullos en general.
Plantas y Especias: Musgos, Algas, Achicoria, Nuez Moscada, Curry.
Día de la Semana: Jueves.
Correspondiente Estacional: La Adaptación a la Vida en la superficie.
Rasgos Esenciales: Espiritualidad e Imaginación.
Naturaleza: Intuitiva y Compasiva.
Complemento: Virgo.
Compatibles con: Cáncer, Escorpio, Tauro y Capricornio.
Planeta Regente: Neptuno.
Planeta en Detrimento: Mercurio.
Planeta Exaltado: Venus.
Planeta en Caída: Mercurio.
Casa que rige: duodécima.
Principio: re-polarización.
Proceso: conflictos sociales y personales.
Propósito: auto redención.
Significado concreto: impresionabilidad y apertura. Misticismo, psiquismo, devoción y fanatismo.
Significado abstracto: el inconsciente, tanto individual como colectivo. La necesidad para ser agudo. En el más alto sentido: compasión e integridad.
Significado Cíclico: universalización de la experiencia, auto abnegación y desintegración. El regreso a la condición primordial.
Énfasis: una necesidad para dar significado relevante a las experiencias y visiones personales, más que dar forma al fanatismo.
Caracteres positivos: misericordioso, caritativo, compasivo, emotivo, dispuesto al sacrifico, intuitivo, introspectivo, amante de la música, artístico.
Caracteres negativos: dilatorio, charlatán, melancólico, pesimista, emocionalmente reprimido, poco práctico, indolente, a menudo se siente incomprendido.

Es Sensible, compasivo, servicial, sociable. Muy adaptable, difícil de asir. La vida en el mar es muy diferente a la vida sobre la tierra, y los peces viven en un mundo donde existen muchos secretos y cosas ocultas, misterios y extrañas bellezas. También hay gallardas criaturas que nadan y se deslizan a través de las suaves corrientes del agua. Los peces son un buen símbolo para Piscis. Estos parecen fluir por la vida en una manera airosa. Aman la música y la poesía y frecuentemente sueñan despiertos. A menudo tienen un mundo privado interior, el cual es un lugar muy especial y precioso para ellos, pero pueden ser profundamente compasivos hacia personas que son infelices. Otras personas encuentran un podo difícil entender a Piscis, ya que sienten tan profundamente y ven tantas cosas en la vida que no pueden compartir con los tipos más prácticos. Aman la magia y el misterio del océano, y los paisajes salvajes e incorruptos. A menudo necesitan estar solos, pero siempre regresan a la compañía de otros, ya que son más felices cuando tienen a algo o alguien a lo que ser devotos. Piscis tiene mucho amor. Muchos Piscianos se vuelven escritores, artistas y músicos. Además, a menudo las personas de Piscis son profundamente religiosas. Al ir creciendo se vuelve más importante encontrar algún tipo de creencia espiritual o fe. Puede tener una imaginación vivida y otros que no comparten este don pueden pensar que fantasean demasiado. Pero estas fantasías son importantes y nunca se debe tener miedo de tener tiempos especiales donde puedas abstraerte a tu mundo privado.

Piscis en el plano consciente es, como ya hemos visto, la experiencia sensible y emocional de la totalidad a través de la propia individualidad. Inicia la experiencia del yo transpersonal en el plano sensible. Hay una esencia positiva en Piscis en tanto en cuando supone la base de las enseñanzas cristianas de amor universal y de aceptación de nuestros enemigos. Pero no debemos olvidar que seguir a Piscis (seguir a Cristo) supone “romper con el padre, la madre y los hermanos” y esto implica necesariamente una experiencia de dolor tanto para el individuo que la desarrolla, como para los familiares que la sufren sin entender la necesidad de individuación del ser. La emoción Piscis habitual vive esta separación con sentimientos de culpabilidad; como maldad propia, pues la esencia última del arquetipo es la reunión de los opuestos (la aceptación de los enemigos); pero para llegar a ello es preciso darse cuenta antes de que primero es necesario diferenciarlos y por lo tanto separarse de los apegos psíquicos, o de otra forma la persona persiste en el nivel de prediferenciación y no desarrolla su individualidad.

Piscis es la Gracia Cósmica o el Perdón, del cual proviene la virtud de la caridad. El engaño es el de la irresponsabilidad o la creencia errónea que no necesitamos enfrentar las consecuencias de nuestras acciones y pensamientos y de aquí se generan errores como la imprudencia y la falta de propósito.