26 de Febrero, Dia de Higia

En la mitología griega Higía (en griego antiguo Υγιεία Hygieía o Υγεία Hygeía, ‘salud’), hija de Asclepio, hermana de Yaso y Panacea, era la Diosa de la curación, la limpieza y la sanidad (posteriormente, también de la luna). De su nombre deriva la palabra «higiene». Su equivalente en la mitología romana era Salus.

Se la solía representar como una mujer joven alimentando una gran serpiente enroscada en torno a su cuerpo. A veces la serpiente bebía de una jarra que portaba Higía. Estos atributos fueron adoptados más tarde por la Diosa de la curación galo-romana, Sirona. A veces era acompañada por su hermano, Telesforo.

Adquirió significado propio alrededor del siglo V a. C., pues hasta entonces era un epíteto más de Atenea. Aunque Higía había sido objeto de un culto local desde al menos el siglo VII a. C., no empezó a ser conocida fuera de éste hasta que el Oráculo de Delfos la reconoció tras las plagas que devastaron Atenas en los años 429 y 427 a. C. y Roma en el 293 a. C. Su templos principales estaban en Epidauro, Corinto, Cos y Pérgamo.
Pausanias señaló que en el asclepión de Titane en Sición (fundado por Alexanor, nieto de Asclepio) las estatuas de Higía se cubrían con cabellos de mujeres y prendas de vestir babilónicas. Según algunas inscripciones, estas mismas ofrendas eran realizadas en Paros. Arifrón, un artista sicionio del siglo IV a. C., escribió un famoso himno en honor de Higía. Artistas como Escopas, Briaxis y Timoteo, entre otros, esculpieron estatuas de la Diosa.