El Fenghuang

Ave mítica china (chino tradicional: 鳳凰, chino simplificado: 凤凰 pinyin: fènghuáng) es un pájaro mitológico chino que reina sobre las demás aves, de género femenino (yin) que puede ser aparejado con el dragón chino, que se considera macho (yang). El fenghuang también es llamado el Gallo Augusto (鶤雞 hùnjī).

Se suele representar con las alas extendidas y atacando serpientes con las garras. Se dice que el fenghuang tiene el pico de un gallo, la cara de una golondrina, la frente de un ave de corral, el cuello de una serpiente, la pechuga de una oca, el dorso de una tortuga, los cuartos de un ciervo, la cola de un pez. Su cuerpo simboliza a los seis cuerpos celestes. La cabeza es el cielo; los ojos, el sol; el lomo, la luna; las alas, el viento; las patas, la tierra y la cola, los planetas. Sus plumas contienen los 5 colores elementales: negro, blanco, rojo, verde y amarillo.

El fenhuang, fénix chino, no tiene conexión con el fénix occidental. Las imágenes del fénix han aparecido en China por más de 7000 años, generalmente en jade y originalmente en forma de tótemes de buena suerte. Es un tótem de tribus orientales de la antigua China. Teorías modernas sugieren que podría ser la representación de una gran ave prehistórica, similar a una avestruz, que era común en la China prehistórica.

En el período Han (hace 2200 años) el fénix se usaba para indicar el sur. También era usado para simbolizar a la Emperatriz como pareja de un dragón que representaba al Emperador. Esto puede representar la unión entre las tribus orientales y occidentales de la antigua China. El fénix representaba el poder enviado de los cielos a la Emperatriz. Si se representaba un fénix en una casa, simbolizaba la lealtad y honestidad de la gente que la moraba. O alternativamente, el fénix solo está presente cuando en el gobierno no hay oscuridad ni corrupción.

El fenghuang tiene connotaciones muy positivas. Es símbolo de virtud y gracia. Simboliza la unión del yin y el yang. Aparece en tiempos prósperos de paz pero se oculta cuando se avecinan problemas. En la antigua China, se solía encontrar en la decoración de bodas o eventos reales, junto con el dragón. Siguiendo la metáfora del yin y el yang, el fénix simbolizaría la buena comunión entre los consortes.