La Magia de los Colores en la Navidad


Cuando se trata de hacer magia en Yule, hay mucho que decir acerca de las correspondencias de color. En especial con los colores de la temporada. Algunos de los colores más tradicionales tienen sus raíces en antiguas costumbres, y vienen de las necesidades mágicas de la época.

El color Rojo es el color de flores de pascua, bayas de acebo, e incluso traje de Santa Claus (San Nicolas, Papá Noel). En la práctica moderna de la magia pagana, el rojo se asocia a menudo con la pasión y la sexualidad. Sin embargo, para algunas culturas, el rojo indica la prosperidad. En China, por ejemplo, está conectado con la buena fortuna (pintando su puerta de entrada de este color, para tener suerte entrar a su casa). En algunos países asiáticos, el rojo es el color de un vestido de novia, a diferencia del blanco que se usa en muchas partes del mundo occidental.

El color Rojo está conectado con el chakra raíz, que se encuentra en la base de la columna vertebral. Este chakra es la fuerza primaria que nos permite conectar con las energías de la tierra y la autonomía de nuestro ser. El colocar las flores de pascua en el porche de entrada de la casa se usa en la magia para invitar a la prosperidad y la buena fortuna en su hogar.

El color Verde se ha asociado con la temporada de Navidad durante muchos años, por muchas culturas diferentes, aunque el verde es visto como un color de la primavera y el nuevo crecimiento, debido a los  cambios estacionales. Sin embargo, el verde hace referencia a las plantas perennes y su promesa de vida, aun en el mas frío invierno.

Hay una maravillosa leyenda del solsticio de invierno, sobre por qué los árboles de hoja perenne se mantienen verdes cuando todo lo demás ha muerto. La historia cuenta que el Sol decidió tomar un descanso de su trabajo de calentar la tierra. Antes de irse, le dijo a todos los árboles y plantas que no se preocupen, ya que volvería pronto, cuando se sintiera rejuvenecido. Después de que el Sol se hubiese ido por un tiempo, la tierra comenzó a hacer frío, y muchos de los árboles gemían y gemía de miedo de que el sol no volvería nunca, gritando que había abandonado la tierra. Algunos de ellos se alteraron tanto que dejaron caer sus hojas en el suelo. Sin embargo, lejos en las colinas, por encima de la línea de nieve, el abeto y el pino y el acebo podía ver que el Sol era en realidad estaba allí, aunque estaba muy lejos. Ellos trataron de tranquilizar a los otros árboles, que en su mayoría sólo lloraban mucho. Con el tiempo, el Sol comenzó a hacer su camino de regreso y la tierra se calentó mas. Cuando por fin se volvió, miró a su alrededor y vio a todos los árboles desnudos. El Sol se estaba decepcionado por la falta de fe en que los árboles habían mostrado, y les recordó que él había cumplido su promesa de regresar. Como recompensa por creer en él, el Sol, dijo el abeto, el pino y el acebo que se les permita mantener sus agujas verdes y las hojas durante todo el año. Sin embargo, todos los demás árboles pierden sus hojas cada otoño, como un recordatorio que el sol volverá de nuevo después del solsticio.

Durante el festival de la Saturnalia romana, los ciudadanos decoraban sus casas con ramas verdes. Los antiguos egipcios utilizaban hojas verdes de palmeras datileras y juncos casi de la misma manera durante el festival de Ra, el Dios Sol.

El color verde se usa en trabajos mágicos relacionados con la prosperidad y la abundancia. Puedes colgar ramas de hoja perenne y ramas de acebo alrededor de su casa, o decorar un árbol con cintas verdes, para llevar dinero a su casa. Es también el color de la regeneración y la renovación. Si estás pensando en concebir un hijo o comenzar nuevos proyectos en Yule, decora con ramas de hoja perenne tu casa (especialmente sobre su cama).

El color Blanco es el color de los vestidos de boda en muchos países occidentales, pero, curiosamente, en algunas partes de Asia que se asocia con la muerte y el duelo. Durante la época isabelina, sólo la nobleza en Inglaterra se le permitió usar el color blanco (esto se debe a que era mucho más caro de producir tela blanca, y sólo las personas que podían pagar sirvientes para mantenerla limpia tenían derecho a usarlo). La flor blanca conocida como Edelweiss era un símbolo de la valentía y la perseverancia ya que crece en las laderas altas por encima de la línea de árboles, por lo que sólo una persona verdaderamente dedicada podía ir a recoger una flor de Edelweiss.

A menudo, el blanco se asocia con la bondad y la luz, mientras que su opuesto, el negro, es considerado un color de "mal" y la maldad. En Vodoun, y algunas otras religiones, muchos de los espíritus, o loa, están representados por el color blanco. El blanco también se asocia con la pureza y la verdad en muchas de las prácticas mágicas paganas. Regularmente s ele asocia con el chakra de la corona en la cabeza, el chakra corona permite las comunicaciones internas con nuestra naturaleza espiritual tenga lugar. La apertura en el chakra de la corona sirve como una entrada en la que la fuerza de la vida universal puede entrar nuestros cuerpos y se dispersaron hacia abajo en los seis chakras inferiores alojados debajo de él.

Si utilizas blanco en sus trabajos mágicos en Yule, considere su incorporación en los rituales que se centran en la purificación, o su propio desarrollo espiritual. Cuelgue los copos de nieve blancas y estrellas alrededor de su casa como una forma de mantener el medio ambiente limpio espiritual.

El color Oro es a menudo asociado con la Navidad para el cristianismo, por que fue uno de los regalos traídos por los Reyes Magos cuando fueron a visitar al recién nacido Jesús. Junto con el incienso y la mirra. El oro era una posesión preciada incluso entonces. Es un color de la prosperidad y la riqueza. En el hinduismo, el oro es a menudo un color conectado con la divinidad. En el judaísmo, el oro tiene cierta importancia también. La Menorá fue elaborado a partir de una sola masa de oro por un artesano llamado Bezalel. Fue el mismo artista quien construyó el Arca de la Alianza, que también estaba cubierta de oro.

El oro se asocia a menudo con la energía solar. Los paganos tomamos el solsticio de invierno como el resurgir del sol después del frío invierno. Al hacer trabajos mágicos para la fecha se cuelgan algunos soles  dorados alrededor de la casa y en el árbol como recordatorio de la venida del Sol. Use velas doradas para representar el sol durante sus ritos de Yule. También puede colgar cintas de oro alrededor de su casa para invitar a la prosperidad y la riqueza en el próximo año. El oro también ofrece una sensación de revitalización. Utilice cables de oro para crear formas de adornos para colgar en tu árbol de Navidad, tales como estrellas de cinco puntas, espirales, y otros símbolos mágicos. Decore con ellos y deje entrar el poder de la Divinidad en su casa para Navidad.