La Justicia

La Ley del Intercambio.
“Quien trabaja con fuerzas opuestas sin tocar los extremos, es capaz de crear”. 
Anónimo.
Se encuentra ante una enorme balanza. A su espalda, una figura encapuchada lo insta a subirse a uno de los platillos. Mientras usted sube, siente una vibración. Algo —no sabe exactamente qué— ha sido colocado en el otro platillo, que ahora actúa como contrapeso. Siente el balanceo ascendente y descendente de la balanza. No está seguro del significado de esta etapa del Viaje. ¿Qué le sucederá si la balanza se inclina hacia su lado?. Dé vida a la escena. ¿Qué ocurre entonces?

La Justicia nunca nos abandona, está en todas partes y en todas las cosas. La Justicia representa el equilibrio y está vinculada al símbolo de la estabilidad y a todos los aparatos de peso y medición. Si no añadimos un poco aquí y quitamos un poco allá para mantener el equilibrio de los platillos, como si fueran el corazón y la mente, se producirá el desequilibrio.

La Justicia puede definirse como una forma de comercio. Para obtener algo, hay que pagar por ello. La Justicia hace referencia a esas cosas sencillas e insignificantes que damos por sentadas en nuestras vidas. La Justicia sólo es posible si damos y tomamos. La Justicia representa la ley del intercambio: tomamos algo y debemos dar algo a cambio. Si usted consigue equilibrar ambos platillos de la balanza, habrá alcanzado la justicia.

La Justicia nos previene de violar los derechos de los demás. Nos enseña el principio de la propiedad y el respeto por el patrimonio ajeno. Quien no respeta la propiedad de los demás, pone en peligro la suya. Para comprender realmente a la Justicia, hay que tener en cuenta no sólo los bienes materiales, sino también los sentimientos y pensamientos. Si damos demasiada importancia a la riqueza y los bienes materiales, la necesidad de desarrollar nuestra vida espiritual cada vez será menor. Ya no tendremos deseos de leer, de estudiar o meditar, porque ya no existirá la necesidad que nos impulsaba a hacer tales cosas. No podemos escapar de las consecuencias de nuestros actos. Hemos olvidado la mayoría de las cosas malas o negativas que hemos hecho en el pasado, pero en realidad están allí, bajo los tablones del suelo. En nuestra sociedad, las personas tienden a hacer lo imposible por ocultar un problema en lugar de enfrentarse al mal o la negligencia que lo causa.

Gran parte del «negativismo» imperante procede de la gente que intenta solucionar los problemas con métodos destructivos. Las personas necesitan desafíos que afrontar y superar. Cuando no los tienen, se crean sus propios problemas, como un defecto de salud, depresión, apatía, drogadicción, etc. La carta de la Justicia nos habla del karma, que significa que cada uno de nosotros será recompensado por el bien que ha hecho. El proceso del karma puede tardar en filtrarse, pero es ineludible.

Aspectos Negativos de la Justicia

Indecisión, injusticia, demasiado poder cuando no es necesario, malas intenciones, enfermedad, sólo considera sus propios métodos, delitos premiados, justicia ciega, justicia creada por el hombre, desventaja, propaganda, no se le permite ayudar, caos, sufrimiento, deudas kármicas, prisión, laxitud cuando se requiere severidad, rigor cuando se precisa compasión.

Palabras Clave de la Justicia

Reajuste, diplomático, moral/ética, derecho/abogados, código de conducta, acusación, testigo, culpa, pacto, juicio, demandado, pena, castigo, terminante, sentencia.

Sugerencias de la Justicia

  • Denuncie el crimen/luche contra la injusticia.
  • Escuche el parecer de todos antes de tomar una decisión.
  • Sea imparcial.
  • Sea objetivo y justo con sus propios criterios.
  • No acuse si no conoce previamente la verdad.
  • Acepte su karma.
  • Si manifiesta cualidades espirituales, como amor, paciencia, y buena voluntad, sus problemas se verán enormemente aligerados.
  • Haga planes a largo plazo.
  • Cuando deba tomar una decisión, considere los pros y los contras.
  • Puede emplear una balanza imaginaria para representar su elección.
  • Busque el equilibrio y la igualdad.
  • Observe sus propios defectos (malas acciones).