Cuarzo Citrino

El Citrino es una gema de la familia del cuarzo de color amarillo, que tiene una dureza de 7 en la escala de Mohs. El nombre proviene del latín Citrus "limón". Su color puede variar del amarillo pálido al anaranjado.

El Citrino natural es muy raro, por lo que se suele obtener una piedra similar calentando la amatista, su hermana de color violeta que es mucho más corriente. El proceso se hace cuando el violeta de la amatista es tan pálido que pierde su valor como gema . Gracias a ese tratamiento, la utilización del citrino ha pasado a ser más común. Los países que hacen este procedimiento son Uruguay y Brasil en América del Sur.

Usos: excelente gema de curación ilimitada. Algunas personas la conocen como Topacio de Brasil. Es conductor del rayo dorado de sanación. Excelente para el sistema nervioso y digestivo. Desarrolla la intuición y armoniza el cuerpo mental inferior para elevarlo a un nivel superior. Reduce la tendencia auto destructiva y aumenta la auto estima. Obsequia alegría, estimulación, esperanza y abundancia. La energía del citrino es como el sol: penetrante y confortante. Ayuda a combatir la diabetes. También se usa en los chakras frontal y esplénica. La actividad intelectual se beneficia porque ayuda a resolver problemas y tomar decisiones sabias y rápidas. Actúa positivamente en males que atacan el hígado, colon y vesícula biliar. Es un punto valeroso de supra energía, pero cuando se le requiere, emite también una frecuencia sedativa y relajante que mejora y rejuvenece. Con el cuarzo verde y rosado, o con el cuarzo rosado y amatista, forma la perfecta trilogía para sentir tranquilidad, serenidad y paz, usando los cuarzos de diferentes maneras: con agua para beber, bañándose con ellos o usando perfumes.

Regencia: Sol y Mercurio.

Correlación con los Signos: Virgo, Leo, Géminis.