21 de Diciembre, Modranicht

La Modranecht es una fiesta germánica, considerada como el tiempo de la muerte del sol cuando nos abandona completamente al acercarse la noche más larga. Tras el ocaso emergerán las Sombras, que cubrirán la Tierra por el espacio de tiempo más largo de todo el año. Estamos pues, ante la Primera de las Noches, la más longeva, la Madre Noche o Matronucta (según los galos).

El ritual Druídico establece ofrendas póstumas a Belenos, para que pueda renacer con fuerza y ocupar su lugar en el mundo. Durante la Matronucta en nuestra Tradición, honramos a la Oscuridad Regeneradora. Con el amanecer, comienza la ceremonia de cierre mediante las palabras del “Sauli Marunata” (Canto Fúnebre al Sol). En breve Belenos emergerá de la oscuridad brindándonos la luz. 

Hay una leyenda que expresa muy bien el renacimiento de la luz, simbolizada por la lucha entre el Rey Acebo símbolo de la oscuridad y el Rey Roble símbolo de la luz. La gente se quedaba despierta en esa noche esperando el renacimiento de la luz, pues temían que el poderoso Rey Roble perdiera en su batalla contra el Rey Acebo. Se celebraban ceremonias especiales se realizaban para ayudar

Los árboles perennes como el acebo, pino, abeto o hiedra eran (y aun lo son) reverenciados durante el Solsticio invernal.  A los árboles perennes se les rinden honores especiales en esta época del año porque simbolizan la vida eterna, y nos ayudan a recordar que el verano y los meses cálidos pronto regresarán.