23 de Noviembre, Shinjosai Nihina

El festival japones Shinjosai Nihina se celebra en honor de Konohana Sakuya-hime ("Princesa, que florece como la flor de los árboles"), también conocido como Kami-Ataka-ashitsu-hime (Divina Princesa Ata), consorte de Ninigi, el nieto de la Diosa del sol Amaterasu. 

Konohanasakuya-hime (木花 之 开 耶 姫), en la mitología japonesa, es la princesa de las flores y el símbolo de la delicadeza en la vida terrenal. Ella es la hija del Dios de la montaña Ohoyamatsumi. Ella es a menudo considerada como un avatar de la vida japonesa, especialmente porque su símbolo es la Sakura (Flor del Cerezo).

Ella es la esposa de Ninigi. cuenta la leyenda que ella se reunió con el Dios en la orilla del mar y se enamoraron; Ninigi la pidió en matrimonio. Oho-Yama propuso su hija mayor, IWA-Naga, en su lugar, pero Ninigi tenía su corazón puesto en Kono-hana. Oho-Yama accedió de mala gana y casó a Ninigi con Kono hana. Debido a Ninigi rechazó IWA-Naga, la princesa de las rocas, la vida humana se dice que son breves y fugaces, como las flores del cerezo, en vez de soportar y de larga duración, como las piedras ya que ella es la Diosa del Monte Fuji.

Kono-hana quedó embarazada en una sola noche, eso despertó las sospechas en Ninigi. Hasta llego a preguntarse si ese era su hijo. Kono-hana se enfureció por la acusación de Ninigi y entró en una choza sin puertas donde luego le prendieron fuego. Ella prometió que el niño no se vería perjudicado por el fuego si realmente descendía de Ninigi ya que era un kami celestial. En la cabaña, Kono-hana dio a luz tres hijos, Hoderi, Hosuseri y Hoori.