Chakra N°1 Muladhara Chakra

Significado: raíz
Número de pétalos: cuatro
Situación: base de la columna vertebral
Elemento: aire
Animales: elefante, buey y toro
Cuerpo Celeste: saturno
Color: rojo brillante
Piedras: granate, hematites, pirita, rubí
Aromas: rosa, jazmín, clavo, sándalo
Música: sonidos de la naturaleza o primitiva con tambores
Mantra: lam
Mandala: cuadrado amarillo
Alimentos: proteínas y carnes
Arquetipo: la madre tierra
Tema central: instinto de supervivencia

El Primer Chacra, es el denominado Chacra Básico o fundamental, y está situado en la base del espinazo, es el centro de la energía mayor "El Kundalini" ó del "Fuego Serpentino". Se le llama también del Sacro o Cóccix: Es el punto energético de la reproducción, la generación y el sexo, donde se centran nuestros deseos de vivir de existir, de disfrutar, de sufrir, trascender, permanecer y perpetuar ya sea a través de nosotros mismos o a través de nuestros hijos, o nuestras obras. Es el punto mas bajo, pero en su sentido de trascendencia espiritual esta conectado con el punto energético más alto, La Coronilla, cada uno de estos puntos como ya habíamos señalado antes inciden sobre nuestra salud al regular las funciones orgánicas sobre nuestra vida y por consiguiente, al regular nuestros sentidos, emitiendo y percibiendo en la relación con el universo que nos rodea, tanto de manera subjetiva como objetiva y sobre nuestro destino, porque a partir del funcionamiento de estos centros el ser humano va fraguando su futuro

Vamos a comenzar diciendo que el chakra raíz apela directamente al mundo material. Como podemos leer en la ficha el arquetipo es la madre tierra y por lo tanto este chakra debería estar en completa conexión con ella. Quiere esto decir que en este chakra exploramos todos aquellos asuntos referidos al dinero, la alimentación, el hogar, el cuerpo, deseos materiales, etc. Lamentablemente vivimos una época en la que algunas corrientes filosófico espirituales se empecinan en decir que la materia no es útil, que hay que desprenderse de ella para vivir la total espiritualidad. Pero eso es un completísimo error, ya que por increíble que pueda parecer la iluminación pasa por un buen entendimiento y conexión con el mundo material. Así que empezaremos por aquí. ¿Cómo ves tú el mundo material? Es algo espantoso que prefieras no tocar o es el eje de tu vida. Piensas que hay que huir del materialismo porque te hace ser mala persona o consideras que lo material es una de las cosas más importantes de este mundo. Tanto una opción como la otra son síntoma de que tienes el chakra "raíz" desequilibrado.
Hablemos ahora del otro aspecto material importante que es la seguridad. ¿Te sientes seguro sobre la tierra? Quizá creas que el mundo es muy inseguro y que en cualquier momento todo se te puede venir abajo. Quizá te han enseñado que es duro sobrevivir, que tienes que ser el mejor, que el mundo es una selva donde sólo los más fuertes sobreviven, etc. Si te encuentras en este caso significa que también tienes el chakra "raíz" desequilibrado.
Como decíamos antes, también el primer chakra hace referencia al cuerpo. ¿Qué atención le prestas? Eres una persona que pasa bastante de su cuerpo, no importándole su aspecto o por el contrario eres excesivamente coqueto/a y te pasas buena parte de tu tiempo cuidándolo. Ten presente que ambos casos representan claramente un primer chakra desequilibrado.
¿Y la realidad? Eres una persona demasiado realista o demasiado idealista. Te dicen a menudo que estás en las nubes o que fantaseas demasiado; o te critican por tu crudo realismo generalmente tendente al pesimismo. Recuerda que ambos casos indican un chakra primero desequilibrado.

El primer chakra o chakra "raíz" suele ser uno de los que más desequilibrados tiene la gente y eso es un problema porque en ese lugar reside lo que se llama kundalinî. Simbólicamente la kundalinî es una serpiente doble que cuando se desenrosca va subiendo por la columna vertebral. La kundalinî representa nuestra energía espiritual, y si este chakra está desequilibrado no favoreceremos su "despertar". (Si quieres saber más sobre la kundalinî Pulsa aquí). Lo importante es que comprendas que ninguno de los extremos anteriores es bueno. Tanto si eres una persona demasiado desprendida del mundo material, como si estás demasiado preocupado por él, significará siempre que tu primer chakra está desequilibrado.