9 de Octubre, Día de Felicitas

Felicitas era la Diosa de la buena suerte y el éxito. Desempeñó un papel importante en la religión romana durante el imperio y fue frecuentemente representada en las monedas.

Se convirtió en un prominente símbolo de la riqueza y prosperidad del Imperio romano. Felicitas fue desconocida hasta mediados del siglo II a. C., cuando se le dedicó un templo en el valle de Velabrum, en el Campus Martius, por Lucius Licinius Lucullus, usando el botín de su campaña en España de los años 151–150 a. C. El templo fue destruido por el fuego durante el reinado de Claudio y nunca fue reconstruido.

Otro templo en Roma fue planificado por Julio César y fue erigido tras su muerte por Marcus Aemilius Lepidus en el lugar de la Curia Hostilia, que había sido restaurado por Lucius Cornelius Sulla aunque demolido por César en el 44 a. C. Este templo ya no existía en época de Adriano, y su lugar está probablemente bajo la iglesia de Santi Martina e Luca.

La palabra felicitas, "suerte", es también el origen de la palabra y nombre felicidad.