11 de Octubre, Día de Holda

Holda o Hulde es una Diosa de origen teutónico protectora de los alumbramientos y patrona de los matrimonios asociada también al invierno y a la magia.

Se la relaciona con Frigg o Frigga, la esposa de Odín, por su faceta benevolente y generosa y su relación con el tiempo atmosférico. Se le adjudicaba el poder de controlar las estaciones. Según los mitos, cuando Hulde sacudía su colchón de plumas provocaba la nieve, mientras que cuando llovía se decía que Hulde estaba lavando sus vestidos, señalando las nubes como su ropa puesta a secar o como hebras de hilo que estaba tejiendo.

En algunas leyendas Hulde es descrita viajando a lomos del viento para observar los actos de las personas y así premiar con regalos a aquellos que se han comportado de manera honrada. Hulde era descrita como una hermosa mujer de cabellera dorada a veces vestida de rojo y con una larga capa blanca hecha de pieles. Hulde estaba también relacionada con la naturaleza la fertilidad, la luna, los bosques y los animales salvajes.

También estaba relacionada con la magia y la brujería siendo en un principio una deidad benefactora pero que no dudaba en castigar a aquellos que lo merecían. Con la influencia del cristianismo y ya en la época medieval Frau Holle se convirtió en un personaje del folclore popular, una hechicera, y sus connotaciones negativas aumentaron tal y como ocurrió con muchas otras Diosas paganas que no fueron adaptadas por la iglesia católica a su propio santoral.