Mabon, El Equinoccio de Otoño

Mabon (Céltica), Nacimiento del Invierno (Teutónica), Alban Elfed (Caledónica).

Fecha: 21 de Septiembre.

La Diosa llora a su consorte caído y va abandonando su aspecto de Madre para acercarse a su aspecto de Vieja. Es buen momento para reflexionar y para aprender más sobre las hierbas. Es, la festividad de acción de gracias que marca el equinoccio de otoño en septiembre, el momento de equilibrio entre el día y la noche, la luz y la oscuridad.

Tradicionalmente, Mabon es el momento de la última cosecha, un día para celebrar los dones de la Madre con la familia y la comunidad y, puesto que las noches empiezan a ser más largas, Nos ofrece la oportunidad de celebrar y dar las gracias de todo corazón por las espléndidas y variadas cosechas que hemos disfrutado durante todo el año. Marca el inicio del tiempo en que las cosas van a orientarse hacia el interior, por su rico contraste de imágenes entre la abundancia terrenal y la disminución del poder del sol.

Para decorar el altar, podemos usar bellotas, piñas de pino y ciprés, tallos de trigo y otro tipo de frutas y nueces. También necesitaremos una pequeña canasta llena de varios tipos de hojas secas. Comenzaremos arreglando el altar, y trazando el círculo.

Luego recitamos el Cántico de Bendición, e invocamos a la Diosa y al Dios.

Parados delante del altar, elevamos la canasta, dejando que las hojas caigan despacio dentro del círculo, diciendo algo como:

Las hojas caen, Los días se hacen fríos, la Diosa echa su manto de Tierra a su alrededor, mientras Tú, Gran Dios del Sol, navegas hacia el Oeste, hacia las tierras de encanto eterno, arropado en el frío de la noche,las frutas maduran, las semillas caen, las horas del día y la noche se equilibran, los fríos vientos soplan desde el Norte, aullando lamentos

En esta aparente extinción de los poderes de la naturaleza, Diosa Bendita, sé que la vida continúa, porque la primavera es imposible sin la segunda cosecha, tanto como la vida es imposible sin la muerte

Bendiciones a ti, Dios Caído, mientras viajas hacia las tierras del invierno y a los amantes brazos de la Diosa.

Ponemos la canasta en el suelo, y decimos:

En el año venidero, elimina la miseria y el odio, enséñame los Secretos de la Sabia Existencia, en éste planeta, Luminaria de la Noche...

Algunas prácticas tradicionales de Mabon son caminar por lugares salvajes recogiendo plantas y semillas. Algunas de ellas pueden usarse para decoración, otras para trabajos mágicos con hierbas. Las comidas de Mabon consisten en granos, frutas y vegetales, especialmente el maíz.