Tauro, El Toro

Tauro denota el triunfo de la conciencia material usada con el propósito de la manufactura y habilidades técnicas apoyadas por el espíritu. Lo negativo de esto es el triunfo de la fuerza bruta como la tipifica el toro, la elevación de lo material sobre lo espiritual. Tauro gobierna el zafiro. Tiene tres distintas influencias correspondiendo a tras diferentes niveles de evolución. En almas salvajes y primitivas es el toro salvaje corriendo alocadamente; la influencia media corresponde al paciente buey enganchado a la yunta; mientras que en el nivel final se convierte en la vaca gentil cediendo la leche de manera amorosa. 
 
La más baja o primitiva influencia de este signo es la fuerza bruta guiada por una inteligencia espiritual o el triunfo de la materia; mientras que la más alta expresión es el triunfo de la conciencia material cuando está apoyada por el espíritu. Es el más materialista de los signos de tierra y este materialismo actuando en la mente es apto para producir pesimismo, depresión y deseo de fe.

En almas primitivas las vibraciones de este signo producen en ocasiones una rabia ingobernable la cual los dirige a destruir por el deseo de destrucción. Por eso es el dicho "un toro en una cristalería". También produce una apreciación sensual y un deseo por el lujo y el confort material, envidia y sobre indulgencia en los placeres de la mesa. Este deseo por las posesiones es apto para hacer al nativo poco escrupuloso en sus métodos de adquisición. Por otro lado también produce la naturaleza paciente y la obediencia poco inteligente del esclavo o su representante moderno.

Tauro da habilidad y capacidad de éxito en el comercio, oficios artesanales y formas artísticas de industria y su más alta influencia se encuentra en el artista creativo quien con habilidad y paciencia logra alguna pieza de trabajo para el beneficio de la raza, o por la pura satisfacción de crear sin pensar en la ganancia personal. También da poder de curación en algunos casos especialmente a través del poder del toque o tacto personal.

Al regir la garganta, Tauro en el Ascendente ocasionalmente proporcionará al nativo con una buena voz para el canto. Siendo un signo fijo causa gran obstinación y lentitud de decisión o disgusto por el cambio, en muchos casos; y estas cualidades son más aparentes en Tauro que en otros signos fijos, debido a que la tierra fija es la más dura combinación de todos. Una vez que Tauro tiene una idea en su cabeza no se puede modificar. Es innatamente conservador, y se gancha de métodos mucho tiempo después que se han vuelto obsoletos. Es el último en adoptar mejoras. La obstinación tiene que ser transmutada a poder de voluntad, fe, tenacidad de propósito o confiabilidad.

La obediencia y un fuerte sentido del deber están entre las más altas virtudes desarrolladas a través de Tauro. Su efecto en la mentalidad causa que la mente trabaje lentamente, entonces da una retención de ideas que muy seguido hace al nativo muy conservador y de mente cerrada o dogmática. El tauro promedio es amigable y afable pero insensible y poco emprendedor, flemático, calmado, poco emocional pero lleno de sentimentalismo. En ocasiones con gran poder de aguante paciente, inclinado a tomar las cosas como vienen y someterse al incomodidad o injusticia sin rebelarse.

Su temperamento es el más difícil de inspirar con cualquier entusiasmo. Este es el nivel que corresponde al paciente buey. Es generalmente muy aficionado a su hogar e inclinado a vincular indebida importancia a la vida familiar y rodearla con un área de sentimentalismo. Comúnmente está más inclinado a las antigüedades y mobiliario antiguo, tanto como a las viejas costumbres y ama hablar del pasado. También es ocasionalmente flojo, inadaptado y con poco o ningún poder de iniciativa.

Saliendo del sentimentalismo viene la tendencia a apoyar al caballo equivocado, a simpatizar con el criminal más que con la víctima. Pero la persona altamente evolucionada con Tauro en el ascendente es gentil y de agradable manera, gusto refinado y artístico y comúnmente tiene considerables habilidades de negocios. Lo máximo de Tauro es el logro exitoso, ya sea en nivel material o espiritual; y la principal lección que Tauro tiene que aprender es "obedecer". Para el poco evolucionado Tauro reciente todo tipo de disciplina y su único deseo es tener una gran cantidad de comida y los más altos ingresos posibles por la menor cantidad de trabajo.

La segunda constelación de las doce brillantes representa la primera reacción de la concepción espiritual. En otras palabras, es la atención de la mente a sus propias ideas. En la Cábala representa ese estado peculiar de la fuerza ejecutiva en la cual se dice simbólicamente: "Y el Señor vio que era bueno", después de cada acto de la creación. 
 
Cuando la inteligencia manifiesta su misma forma es un asunto de necesidad, y, como la forma puede posiblemente existir sin materia, así Tauro es la primera emanación de la materia en su estado más etéreo. Debido a que es femenino, Venus el regente, representa la primera forma pura del alma humana, como existió en su brillante paraíso dentro de las esferas angelicales de sus padres y nos revela la primera sorpresa de inteligencia en el embrión, la primera sensación de la conciencia, es decir, la conciencia del área Divina. "Él, el espíritu macho del fuego puro en Aries, glorioso en su vellón dorado (solar), se vuelve, expresando su reacción, y maravilla al poderoso toro o la forma material". Por lo tanto la primera idea de la inteligencia pura en embrión, el resultado de la acción en Aries, se vuelve objetiva para su consciencia y es sorprendida en su propia concepción.

Al llevar esta realidad espiritual dentro de nuestra concepción y compararla con su influjo astrológico reflejado, que hermosa armonía encontramos, aunque muy sencilla que no nos podemos detener de una vez más citar nuestra antigua frase, advertencia y ley dorada: "Como es arriba, Es abajo; como en la Tierra, en el Cielo". Reflejando que Tauro es un signo terrestre, y un símbolo de servicio, vemos que la materia es siempre el sirviente del espíritu, un medio necesario para la manifestación de la inteligencia, de nuevo reconocida en las fuerzas fecundantes de este signo astrológico en cada plano de acción. Y es regida por Venus, el elemento de amor en la Naturaleza, su simpatía encontrando siempre expresión en este hermoso signo.

Aries se ve como el primer signo del Zodíaco y empieza en el momento exacto en que el día y la noche tienen la misma duración (el equinoccio de primavera). Todos los otros signos están medidos a partir de este punto. Los signos no tienen ningún efecto evidente por sí mismos, sólo tienen fuerza cuando los planetas o las casas están colocados en ellos.

El signo Tauro está gobernado por Venus. Físicamente está relacionado con la garganta. Se dice que es de naturaleza femenina y, por eso, es más pasivo y receptivo en la expresión de energía. Tauro es un signo de Tierra y está relacionado con la fertilidad y la estabilidad. Un planeta colocado en este signo tendrá una influencia estabilizadora y manifestará su energía de una manera firme y resuelta. Tauro también es un signo fijo y esto quiere decir que una vez que escoja un camino, raramente cambiará de dirección. Las cualidades de este signo son mantener y cuidar las condiciones existentes durante mucho tiempo y mantener el status quo. Tauro también está relacionado con los recursos de la Naturaleza y las ideas de auténtico valor. Por eso está asociado con las finanzas, la seguridad y las riquezas mundiales. La gente con un énfasis muy fuerte en este signo suele ser materialista y esclavo de la rutina. Si minimizan su apego, podrían ganar una mayor perspectiva de las cosas. Los Tauro saben relajarse y disfrutar de los placeres sensoriales.