Piscis, entre la Razón y la Emoción

Los peces gemelos representan sentimientos razonables y de auto sacrificio, la persona aprende a sentir por otros. Su perversión es hipocresía y mucho entusiasmo sentimental. Piscis es mutable por naturaleza y simboliza el vasto océano de compasión. En el más bajo sentido representa el mar tormentoso sin descanso de las emociones, el color siempre cambiante y agitado por el incontrolado humor que barre sobre el individuo.

Es un signo muy sensible con una fuerte influencia médium, que causa que el nativo levante los pensamientos y sentimientos de otra gente muy fácilmente y ser influenciado por ellos. Es a través de su extrema sensibilidad que aprende a sentir con otros y entonces convertirse en simpático y compasivo. Los defectos de este signo son principalmente servilismo, hipocresía y deshonestidad, esta última siendo más de un tipo moral o inmoral que la propensión ladrona.

Es el signo del auto sacrificio pasivo o dar los deseos de uno por la seguridad de otros como contraste del auto sacrificio activo de signos cardinales. Pero la renuncia puede ser llevada al exceso y algunas veces una persona Piscis puede convertirse en un tapete para que la gente se sacuda los pies sobre él y parece ser incapaz de pararse por sí mismo. Los altamente evolucionados Piscis son gentiles y extremadamente simpáticos y sensibles, percibiendo los problemas de otras gentes y sintiéndolos por ellos mismos. Este es el signo que produce el gran poder curativo, y sus nativos son frecuentemente doctores, enfermeras y curanderos psíquicos.