El Zodiaco Mitológico, Aries


Aries está relacionado con una de las grandes historias épicas del mito griego, la historia de Jasón y la búsqueda del Carnero de Oro. El joven Frixus y su hermana Hele fueron los hijos del Rey Atamas de Boetia y su esposa Nefele. Pero el infeliz matrimonio de Atamas y Nefele fue disuelto por el repudio de Nefele y Atamas tomó como su segunda esposa a la hija del Rey Cadmus de Tebas, una mujer llamada Ino. Que no soportaba a los hijos de la primera esposa y desarrolló un complejo complot para deshacerse de ellos.

La primera cosa que hizo fue propagar enfermedades entre los cultivos en la tierra de Boetia para que no hubiera cultivos y no hubiera cosechas. Cuando el rey envió al gran oráculo de Delfos a preguntar a los dioses la razón del fracaso, Ino sobornó a los mensajeros para que llevaran la respuesta de que los niños fueran sacrificados para salvar los cultivos. Gracias al soborno de Ino, cuando el rey dudó de hacer el sacrificio, los sacerdotes locales insistieron que los niños deberían ser sacrificados. Atamas llevó a los niños a la parte superior de la montaña para hacer el sacrificio, pero su madre, Nefele estaba vigilando desde el cielo. Ella envió un carnero de oro del cielo para llevar a los niños a lugar seguro.

Al último momento antes del sacrificio, llegó el carnero. Frixus y Hele saltaron a su espalda, y el carnero los elevó en el aire y los llevó a Asia. Al tiempo en que el carnero volaba hacia el Mar Negro, Hele se zafó y cayó en el canal que conecta los mares Negro y Mediterráneo. Fue llamado la caída de Hele o Helesponto, por los griegos en honor a la joven.

Frixus se sostuvo y fue llevado a la tierra de Colchis entre las montañas del Cáucaso, que es un área ahora ocupada por la antigua República Soviética de Georgia. El agradecido Frixus sacrificó el carnero a Zeus y le presentó el vellón dorado al regente de la tierra, el tan temido Rey Aeetes de Colchis quien a cambio le otorgó la mano de su hija en matrimonio. El rey colgó el vellón en un roble en el medio de un bosque sagrado. Posteriormente el vellón lo cuidó un dragón o una serpiente, que se enrolló al árbol y nunca duerme.

Jasón, quien llevó a los argonautas en rumbo de Asia en la búsqueda del vellón dorado, era el heredero justo del reino de Iolcus en Tesalia. Pero su trono fue usurpado por Pelias, el primo de Frixus. Pelias tuvo el trono y el poder pero sabía que Jasón era el legítimo rey. Jasón no tenía el poder de derrocar a Pelias, y éste nunca estaría seguro mientras Jasón estuviera vivo. Ni Pelias tenía una buena excusa para matar a Jasón, así que lo retó a hacer una tarea aparentemente imposible; le prometió que le cedería el trono si traía el vellón dorado desde Colchis en Asia.  De esta manera comenzó el viaje de Jasón y los cincuenta argonautas.

No solamente el mismo carnero está en el cielo sino también la nave de Jasón, El Argo. En tiempos antiguos la nave fue vista como una inmensa constelación en el hemisferio sur conocida como la Argo Navis o la nave de Argo. En tiempos modernos, esta constelación se ha dividido en tres constelaciones diferentes en el hemisferio sur, Carina –la Quilla– la Popa, y la Vela. Además, algunas de las estrellas en la región de Argo Navis han sido juntadas para formar la moderna constelación de Columba, la paloma.