Libra, La Búsqueda del Equilibrio

Este signo libera la influencia artística completa de Venus. Su defecto más usual es la flojera y la inhabilidad de estar sólo. La emblemática figura de este signo es una mujer alada sosteniendo un par de balanzas, esto tipificando a la vez inspiración alada y un sentido de balance y justicia. En almas poco evolucionadas esta última cualidad se degrada en inestabilidad, como aquel hombre caminando en una cuerda floja porque el verdadero equilibrio de la mente y el carácter no han sido desarrollados.

Hay una tendencia no solamente de inconstancia y cambio constante de opiniones o gustos, sino insistir en tener a alguien en quien sostenerse. Por eso la idea de que Libra necesita una pareja; la verdad es que el Libra en esta etapa necesita ayuda y apoyo tanto mental o moral ya que no es lo suficientemente balanceado para estar sólo.

La dificultad de aprender balance lo inclina a estar de acuerdo con su compañía del momento, consecuentemente es apto para ir de un extremo a otro. Está capacitado para ver las dos caras de cada cuestión y tambalearse entre las dos, hasta que la fuerza cardinal del signo lo lleva a tomar una decisión. Sin embargo, cuando ha adquirido balance gradualmente evoluciona un fuerte sentido de imparcialidad y justicia.
Los tres signos de aire tienen su parte asignado en el entrenamiento mental; y el de Libra es desarrollar el lado artístico y literario y la capacidad por la acción artística siendo un signo cardinal. Además aquellos egos que se han individualizado a través de Libra frecuentemente encarnan como poetas, autores, pintores, músicos o personas comprometidas en negocios de un tipo artístico. Libra es una influencia ensoñadora y sus nativos cuando pueden responder a este lado del signo están entonces habilitados para conseguir su inspiración a través de la detención temporal de la actividad del cerebro.

Pero esta influencia también tiende a hacerlos imprácticos o indolentes y el Libra poco evolucionado no es usualmente un tipo satisfactorio de persona. Por esto es un signo difícil al cual responder, especialmente cuando está en el Ascendente, porque todas las vibraciones de aire son tan sutiles que la persona ordinaria meramente se convierte en egoísta y poco simpática.

Es un gran error pensar que todos los Libra son gentiles y agradables. Siendo un signo cardinal tiene un lado forzoso que algunos de sus nativos acentúan. Opiniones intolerantes y una responsabilidad que va a los extremos son defectos comunes de Libra, porque frecuentemente el nativo ha sido puesto bajo su influencia a fin de tratar de curarlo de estas faltas, adquiriendo balance y aprendiendo a ver ambos lados de la cuestión; pero generalmente él se sienta en un lado de la balanza y se rehúsa a ver cualquier punto de vista con excepción del suyo propio. Esto naturalmente lo lleva a la intolerancia y enjuiciamiento áspero de simpatía en favor de otros. De nuevo se puede volver muy aislado y entonces también antipático.

Pero la más alta expresión de este signo es una naturaleza perfectamente balanceada entre los pares opuestos y una mentalidad que puede balancear en inclusive en puntos de vista conflictivos y seguir el justo medio entre dos extremos.