La Luna en Virgo

Cuando la Luna está en Virgo, prestamos una mayor atención a los detalles, a ser críticos  a hacer análisis, a usar nuestro sentido práctico. No importa si nos gusta o no, todas estas cualidades influyen en nuestra actitud hacia la vida y nuestro organismo.

Los días, cuando la Luna está en Virgo, favorecen la actividad de los críticos, correctores, tipógrafos, matemáticos, personas dedicadas al negocio de joyería. Es buen momento para limpiar la casa. O hacer una dieta de limpieza.

Es recomendable al hablar, evitar ser muy críticos y juzgar con severidad. Este es el momento, cuando se puede disfrutar de su afición, comenzar un hobby o una colección. 

Cuando la Luna entra en Virgo, en nuestro cuerpo comienzan los procesos de limpieza y regulación interna. Es bueno para apoyar estos procesos con los procedimientos de la dieta y la recuperación. En este período, es recomendable consumir alimentos frescos. El consumo de productos poco comunes pueden afectar negativamente a los intestinos.

Es el momento ideal para lanzar hechizos que favorecen aspectos de empleo, asuntos intelectuales, la salud y preocupaciones dietéticas. También es la fase lunar apropiada en la que pueden realizarse rituales de curación para malestares en los intestinos o en el sistema nervioso.

Colores Tradicionales de Velas: Azul Marino, Naranja Oxido.

Metal Tradicional: Mercurio.

Espíritus Elementales: Gnomos.