La Luna en Tauro

Es un buen periodo para hacer algo real, útil, algo que nos puede traer resultado notable, y estamos dispuestos a comprometernos con la de tiempo indefinido.

Nos volvemos más diligentes y pacientes. Agradecemos la tranquilidad y comodidad y tratamos de no prestar atención a aquellos que están tratando de distraernos. Es mejor retrasar los asuntos que requieran una reacción rápida y la flexibilidad son mejor que ser pospuesta.

Cuando la Luna está en Tauro, es bueno para salir y disfrutar de la naturaleza, para estar con la familia, para disfrutar de una deliciosa comida o simplemente para relajarse en casa en condiciones cómodas y habituales.

Es momento para cuidar del cuello y las orejas. No se recomienda las  intervención quirúrgicas en el área de la garganta, la nariz, las orejas, el cuello, la tráquea, los senos frontales, la glándula tiroides.

Es el momento ideal para practicar todo tipo de magia para el amor y para lanzar hechizos referentes a bienes raíces, adquisición de tipo material y dinero. Iniciar tratamientos de belleza. Cortarse el cabello para que crezca sano. Cuidar las plantas, hacer inversiones financieras y adquirir inmuebles. Muy buena para iniciar proyectos sólidos y duraderos en los que se requiera tenacidad. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación de malestares de la garganta, cuello u oídos.

Color de la Vela: Todos los tonos de verde, rosa o turquesa.

Metal: Cobre.

Espíritus Elementales: Gnomos.