La Luna en Aries

Cuando la Luna está en Aries, esta influye en las emociones, el subconsciente, el metabolismo y el ambiente de trabajo. Es muy difícil llevar a cabo tareas de rutina, lo que requiere paciencia y perseverancia. En estos días es bueno para hacer los asuntos a corto plazo que estaban previsto, especialmente los que requieren energía física. Es buen momento para gastar la energía acumulada, dedicar el tiempo libre a actividades deportivas. Las emociones en este período son impulsivas,

Es buen momento para hacer reformas, cambiar los muebles, para crear algo nuevo. También para iniciar dietas para perder peso. Formular denuncias e introducir demandas judiciales. 

Hay que tener cuidado con los objetos filosos. Tener cuidado con la comunicación y con las relaciones con los miembros de la familia, la impulsividad excesiva y acciones irreflexivas pueden conducir a situaciones de conflicto. No se recomienda las intervenciones quirúrgicas en el área de la cabeza y los ojos. Tampoco la visita a su dentista o peluquero para el futuro.

Es el momento ideal para lanzar hechizos que implican autoridad, liderazgo, poder de la voluntad,  conversiones espirituales o el renacimiento. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación contra malestares en la cara, cabeza o cerebro.

Colore de la Velas: Rojo, Escarlata, Borgoña.

Metal: Hierro.

Espíritus Elementales: Salamandras.