¿De Dónde sale la Superstición del Martes 13?


Hay mucha gente con fobia a este día, que no viaja a ningún lado por superstición. También es habitual que los aviones no tengan fila 13. La fobia a este día se llama Trezidavomartiofobia. Las connotaciones aplicadas a este día son iguales a las del viernes 13 en las culturas anglosajonas o el viernes 17 en Italia. Aunque sus orígenes son distintos.

El origen de esta superstición se remonta a la antigüedad. Según el mito nórdico cuenta que, en una cena de Dioses en el Valhalla, Loki, el espíritu del mal, era el 13° invitado a participar. También cuentan que Balder, Dios de la Luz y de todo lo blanco, muere un día 13. Con la persecución del paganismo, el cristianismo tomo esta superstición, transformándola a su provecho. Durante la ultima cena, había doce apóstoles que acompañaban a Jesús. Judas, al ser el traidor se le cuenta como el número 13. En el Apocalipsis, su capítulo 13 corresponde al anticristo y a la bestia y según la biblia, la destrucción de la torre de Babel fue un día 13. También hay que contar que en el Tarot, la carta numero 13 es el arcano mayor de La Muerte, para las personas que no saben su significado, puede ser tomado como una carta maligna.

Su combinación con el día Martes, proviene del origen del nombre para dicho día. Martes es una palabra que desciende del nombre del planeta Marte, que en la Edad Media lo llamaban "el pequeño maléfico"  Marte es el nombre romano para el Dios griego Ares, el Dios de la guerra. Todos estos significados son mas que todo recientes en la escala de la historia. Marte era un Dios muy reverenciado y querido en la antigua Roma, ya que los romanos creían que descendían de un hijo del Dios.

Se dice que el martes 29 de mayo de 1453 cayó la ciudad de Constantinopla. Según parece, el papa y las Repúblicas de Venecia y Génova enviaron una flotilla de ayuda a la ciudad sitiada, pero ésta caería antes de que llegaran. Cuando la flota de socorro iba a entrar por el estrecho de los Dardanelos, se cruzaron con unos pocos barcos de refugiados que huían de la ciudad conquistada; al preguntar cuándo había caído, éstos respondieron que el martes. La caída de Constantinopla supuso un profundo trauma para las potencias cristianas y el día martes pasó a considerarse de mala suerte.

Sin embargo, para muchas culturas el numero 13 es de buena suerte, Para los japoneses, si el día 13 cae en viernes es propicio para los juegos de azar y para que se cumplan todos los sueños. Por otro lado, se utiliza este número para alcanzar la transcendencia, en muchos cultos de oriente. El Calendario Lunar esta basado en 13 meses, por las 13 lunas llenas del año.

Los antiguos egipcios, la muerte era la decimotercera fase del ciclo de la vida, por lo que creían que el número trece representaba la nueva existencia, era el camino hacia la morada de los Dioses, un viaje al más allá. En los rituales egipcios, se debían realizar en el templo de iniciación, trece pasos. Seis pasos, representaban la audacia,  la certeza,  la voluntad  los objetivos, el deseo y el coraje. Por último, el paso número 13, servía para cruzar  de modo simbólico la puerta que los conduciría a la nueva vida, a la nueva existencia.

En los estudios de Pitagoras, el número 13 pasa a ser el número de la evolución y del crecimiento. También este número sirve para que el buscador de lo místico  usándolo adecuadamente, pueda abrir las puertas del conocimiento. El número 13 en magia, simboliza el velo de los maestros, que podrá ser levantado una vez que el iniciado haya alcanzado la iluminación perfecta  una vez que el cuerpo, la mente y el espíritu se hayan purificado.

Cada persona es libre de escoger cuales son sus creencias, mas llega el tiempo en las que estas son puestas a prueba en el camino de la evolución espiritual. Muchas de ellas son re formuladas, unas se mantienen, otras, al no tener bases, son dejadas atrás. Tú eres quien decide como quieres pasar este día. Mi trabajo es llevar la información hasta ustedes. Yo por mi parte, disfruto mucho de este día, aprovecho las energías y los aprendizajes que me dejan, sin dejar que las sombras de lo negativo o mis pensamientos pesimistas lo enturbien. ¿Y tú, como quieres pasar este día?