Saturno en Escorpio


Comienza la estadía de Saturno en Escorpio, estará allí por dos años y medio aproximadamente. Para todos, en especial para los de este signo, es un tiempo de reflexión  en donde las estructuras que no sean reales, se desmoronaran, se romperán muchos esquemas y ataduras con el pasado. Lo que no sirve, sale de nuestras vidas. Esto no sera de manera rápida  sino lentamente, recuerden que este es un planeta de cambios, pero de cambios lentos y profundos, donde según la astrología kármica se pondrán en manifiesto las situaciones que necesitamos finalizar en nuestra vida, donde necesitemos trabajar nuestro karma, nuestro aprendizaje personal y colectivo. Es tiempo de soltar las viejas estructuras y no aferrarnos al pasado ni a los esquemas de comportamiento que tenemos. Es una época de aprendizajes nuevos, de plantearnos, con el tiempo, nuevas estructuras personales, que iremos construyendo poco a poco. Estos cambios se darán de buena gana mientras nosotros estemos dispuestos a soltar el pasado. Saturno es el señor del orden, de las reglas, necesarias para lograr los objetivos que nos proponemos en la vida. 

Como es normal, algunos de esos cambios pueden producir miedo y desconcierto, especialmente si no estamos preparados para asumir el reto y mirar el mundo tal cual es y aprender de nuestro entorno. Saturno nos enseñara a ver la realidad, a ver el mundo tal cual es, por eso se diferencia del mundo ilusorio de Neptuno, y a aprovechar las oportunidades, saber esperar y actuar en el momento, pero siempre sobre bases reales y no sobre vanos pensamientos de éxitos y riquezas  imaginarias. 

Aunque Saturno es un planeta lento, no significa que no lleve a la acción  Como regente de Capricornio, su trabajo es del elemento tierra, la realidad, el aquí y el ahora, para traer a la realidad las bases para construir lo que queremos. Si no nos gusta la realidad que tenemos, podemos cambiarla. Esto requiere de trabajo y eso es el aprendizaje que nos deja saturno, el trabajo, lento pero seguro y sobre todo, personal. Muchos podemos sentir en este periodo una necesidad de estar solos, de no querer compartir con nadie de nuestro entorno o de querer cambiar de amigos y relaciones. Esto es solo un reflejo de lo disconforme que estamos con nuestro interior y aunque a Saturno le guste la soledad, esta no lleva a nada si no analizamos lo que nos disgusta para poder cambiarlo.

Donde nos aferremos al pasado, a los sueños sin medida, a escaparnos de la realidad que nos rodea, es donde Saturno entrara en acción  desmoronando esas ilusiones (es por eso que muchas personas lo ven como algo negativo) Desmontando las mentiras, los rumores y las mentiras. Mas Saturno nos enseña a trabajar por lo que realmente vale la pena y nos ayuda a traer nuestros sueños a la realidad, mostrándonos el camino por donde tenemos que transitar. Allí donde tenemos a Saturno de transito, es donde esta nuestro aprendizaje en este ciclo. Podemos experimentar tensiones y molestias en la espalda, huesos, dientes, rodillas, uñas y piel, todos relacionados con Saturno y reflejo físico de que hay alguna enseñanza que nos esta dando, que no queremos ver, por que Saturno es, sin duda, el Gran Maestro.