Magia del Martes

Llamado Hemera Aeros en la Grecia antigua. El nombre de martes proviene del latín Martis díes o día de Marte. En el nglés Antiguo Tīwesdæg (pronunciado [ti.wes.dæg] o [ti.wes.dæj], que significa día de Tiw o Týr. En Francés: Mardi, Rumano: Martí, Italiano: Martedì, Irlandés: Mairt. En Sánscrito: भौमवासरम् (Bhauma Vāsaram), Japonés: 火曜日 (Kayōbi). Tuesday en inglés.

El martes es el segundo o tercer día de la semana, según el país o cultura. Está situado entre el lunes y el miércoles.

Signo: Aries y Escorpio.
Planeta: Marte.
Elemento: Fuego.
Energía: Proyectiva.
Anatomía: Músculos, vesícula biliar, sangre, el sistema de regulación de calor del cuerpo y los órganos sexuales masculinos.
Colores: Rojo y anaranjado.
Gema: Coral.
Metal: Hierro. Se asocia con la fuerza y la protección.
Deidades: Ares, Marte, Atenea, Tyr, Huitzilopochtli, Badb, Camulos, Nemain, Montu, Sejmet, Turisas, Anat, Enurta, Erra, Inanna.

La influencia de Marte favorece en este día todo lo relacionado con la vida laboral. Su fuerza debe ser canalizada hacia el trabajo porque, de lo contrario, explotaría en agresividad o agitación. Es un buen momento para renovar energías, pero el exceso puede llevar a conductas o expresiones demasiado vehementes. Es un día para eliminar de nuestra vida aquellas cosas que sobran o que ya no funcionan. Con justicia, pero con determinación, hay que cortar por lo sano con todo lo superfluo y lo caduco, con aquellas cosas que nos apartan de nuestros objetivos.

El atributo negativo de Marte es la violencia. Hay que ser cautos y evitar dramatismos y discusiones. Es un día para trabajar en la consecución de nuestras metas.

Este día se realizan trabajos de corte y liberación, también para lograr poder, renueva la fortaleza y persistencia en los proyectos. También de protección, colocando un pequeño fragmento de hierro en cada esquina de la casa.