Magia del Sábado

Era llamado Hemera Kronou en la antigüedad. Es el único día de la semana que conserva su nombre romano en inglés, el nombre del Dios romano Saturno, el Titán Cronos de los griegos, padre de Zeus y de los Dioses Olímpicos. Su nombre en inglés viene de Sæturnesdæg (pronunciado [sæ.tur.nes.dæg] o [sæ.tur.nes.dæj]). En Latín es Dies Saturni, Día de Saturno. Sábado en Portugués, en Rumano: Sambata, Francés: Samedi, en Italiano: Sabato. En Sánscrito:  स्थिरवासरम् (Sthira Vāsaram) y en Japonés: 土曜日 (Doyōbi). Este día no tiene ninguna referencia a los antiguos Dioses nórdicos. Se deriva del viejo lenguaje  nórdico, que se traduce literaralmente como el día de lavado.

El sábado es el sexto día de la semana civil y el séptimo de la semana religiosa en la mayoría de las tradiciones cristianas.

Signos: Capricornio y Acuario.
Planeta: Saturno.
Elemento: Tierra.
Energía: Receptiva.
Anatomía: Esqueleto, médula osea, calcio, dientes, tejido estructural y conectivo, bazo, orejas, cabello, la epidermis, las articulaciones, pantorrillas, tobillos y sistema circulatorio.
Colores: Gris, negro y violeta.
Gema: Granate.
Metal: Plomo. Muy buen material para talismanes de protección.
Deidades: Saturno, Cronos, Hades, Plutón, Tefnut, Coatlicue, Epona, Morrigan, Janas, Anubis, Iámarash, Ah Kimi, Erio, Mictlantecuhtli, Osiris, Tuoni, Tuonetar, Guaneko, Tefnut

El sábado es el día en que pasamos revista a la semana. Es un día de toma de conciencia y descanso. Saturno rige a los trabajadores ayudándoles a mantener una actitud concentrada y responsable durante largos períodos de tiempo. Sin las cualidades de Saturno, no habría científico que tuviera la suficiente paciencia y sentido del tiempo para llevar a cabo sus investigaciones, para recuperarse de sus fracasos, para asumir seriamente su trabajo. Es el día de la rectitud, en el que se deben analizar los materiales con los que estamos construyendo nuestra personalidad y nuestra vida. Saturno invita a meditar sobre nuestro destino y a trazar el programa para la próxima semana. Con papel y bolígrafo, hay que proponerse un objetivo para cada día, una tarea que esté a nuestro alcance, y comprometernos a llevarlo a cabo.

Hoy es día para liquidar deudas económicas o de otro tipo. Hay que analizar lo hecho durante la semana para saber si hemos cometido algún error que debe ser reparado. Si hemos sufrido alguna injusticia, hay que exigir una reparación o perdonar y olvidar. Los asuntos relacionados con las personas mayores deben ser tratados esta jornada. También puede dedicarse a planear futuros negocios o a determinar dónde nos hemos podido desviar de nuestros objetivos. Hay que reconsiderar los hábitos de vida y tratar de mejorarlos.

Este es el día en que debemos trabajar especialmente para bloquear envidias fuertes. Es un día muy especial para profundizar en las ciencias adivinatorias y en nuestros poderes psíquicos. También tienen mucho poder los trabajos de cierre de ciclos y liberación.