Magia del Lunes

Llamado Hemera Selenes en la antiguedad, era el día consagrado a Selene. En latín paso a llamarse Dies Lunae, o día de la Luna. En Inglés Antiguo Mōnandæg (pronunciado [mon.nan.dæg] o [mon.nan.dæj]), que significa Día de Luna. En Francés: Lundi, Rumano: Luni, Italiano: Lunedi, Irlandés: Luan.  En Sánscrito: इन्दुवासरम् (Vāsaram Indu), 月曜日 (Getsuyōbi) en Japonés y Monday, en inglés.

El lunes es el primer día de la semana en el calendario gregoriano, y primero de la semana laboral.

Signo: Cáncer.
Planeta: Luna.
Elemento: Agua.
Energía: Receptiva.
Anatomía: El estómago, el pecho, útero, el páncreas y el hígado.
Colores: Blanco, gris, plateado, nacarado.
Gema: Perla.
Metal: Plata. Se asocia más a temas introspectivos e intuitivos.
Deidades: Selene, Artemis Luna, Hecate, Arianrhod, Manu, Chandra, Soma, Tsukuyomi, Mama Quilla, Ix Chel, Nannar, Sin, Tsuki Yomi, Ilazki.

La Luna es el astro que más se mueve del Zodíaco, lo cual implica cambio y renovación. Es la protectora de la familia. Por eso, en este día deben tratarse las cuestiones relacionadas con el hogar y los familiares. Rige el inconsciente. Es una jornada para analizar la base de nuestras opiniones. La Luna representa nuestra base emocional.  Es un día para activar la sensibilidad, la comprensión y la diplomacia, y para analizar nuestros sueños. Representa el pasado, la familia, lo femenino, la infancia, la noche, la magia, los instintos y la parte más primitiva que habita en cada ser humano.

La Luna también se asocia a la pereza y la indolencia, y bien es cierto que es difícil no ser perezoso un lunes. Este satélite es también patrono de la familia, la mujer, la infancia, el pasado y los recuerdos.

El lunes es un buen día para lo relacionado con la cocina, la alimentación y la maternidad. Es ideal para trabajos positivos, viajes, amor, fertilidad, familia, para liberación y para desarrollar las dotes adivinatorias.