Esbat de la Luna de Viento

Tiempo en el que aparecen muchas flores y los árboles comienzan a brotar y vestirse de verde. Como los arboles se comienzan a llenar de hojas, se conoce a esta luna como Luna de los Arboles en Ciernes. También es nombrada como Luna del Sembrador, ya que en muchas partes es la época de siembra en los campos. Esta celebración tiene sus orígenes en la diosa la Diosa griega Afrodita, quien es identificada con la Venus de los Romanos. Los romanos llamaron a este mes Aprilis, tiempo de hojas tiernas y flores. La Megalesia de Cibeles, quien era también conocida como Magana Mater (Gran Madre) tanto en Frigia como en Roma, celebraba la llegada de esta diosa a Roma.

El festival de las Flores en Japón se ha transformado hoy día en la celebración del nacimiento de Buda. Antiguamente en esta fiesta, la gente recogía flores para los altares familiares. Luego se dirigían al templo Shinto, donde se colocaban marcos de madera en las tumbas y recitaban plegarias.

El festival romano de Ceralia, celebraba el retorno de Proserpina a la Diosa de la Tierra Ceres. Es tiempo de plantar el grano. Ceres es la equivalente romana de la diosa griega Démeter. La Floralia sigue siendo celebrada en parte de Europa Central y Oriental.


Magia del Esbat
Energías de reacción y producción, retorno al balance. Cambio, auto-confianza, auto-dependencia, tomar ventaja en las oportunidades. Trabajar en el temperamento y en nuestras debilidades.


Correspondencias
Hierbas: Albahaca, Sangre de Dragón, Cebollines, Cardo, Salvia, Fresas, Bellotas, Azafrán, Lirio, Retama, Nuez Moscada.
Colores: Amarillo, Verde y Dorado
Flores: Margaritas, Geranio, Rosa, Jazmín, Madreselva, Violetas.
Esencias: Pino, Laurel, Bergamota, Pachuli, Naranja, Sándalo, Incienso, Eucalipto, Limón.
Inciensos: Incienso, Sándalo, Pétalos De Rosa, Cáscara de Naranja, Salvia, Violeta, Manzana, Madreselva.
Piedras: Rubí, Sardonita, Amatista, Aguamarina, Jaspe Rojo.
Deidades: Kali, Hathor, Anahita, Ceres, Ishtar, Venus, Bastet.

La Luna ventosa de Abril es un buen momento para dejar que la brisa fresca sople para eliminar estancamiento. Para la Luna Llena prepare una lista de las cosas que hayan estado acumulándose desordenadamente en su vida a un nivel emocional o psíquico. Decore su altar con una tela blanca, flores frescas y una botella de agua para rociar. Tenga a mano un juego de campanillas o una campana que suene bien. Encienda una vela de color lavanda. Trace un círculo e invoque a un Dios o una Diosa del cielo. Una tras otra, lea cada una de las cosas anotadas en su lista e imagine lo que supondría haberse liberado de ellas. Cierre los ojos e imagine que una ráfaga de viento se las lleva. Haga sonar la campana tres veces y diga:

Fin de la acumulación desordenada, Fin de la lucha,
Fin del estancamiento de mi vida.
Que una brisa de campanillas sople a través de mi rito,
Trayendo consigo claridad y una luz brillante.

Luego tome un sorbo de agua con gas. Continúe con su lista y cuando haya terminado, queme la lista y arroje las cenizas al viento.