Ejercicio de Concentración


Este ejercicio sirve para aprender a concentrarte y como primer paso para le meditación.

Materiales

Vela Azul
Plato blanco.
Incienso
Fósforos

En un sitio tranquilo, donde no te moleste nadie, enciende el incienso y siéntate en el suelo y da una inspiración fuerte, expulsando el aire cada vez con fuerza, luego, trata de respirar mas pausadamente, cada vez mas lento, enciende un fosforo y calienta la vela por debajo para pegarla al plato, una vez que este fija, coloca el plato en el suelo y enciende la vela. Sitúala frente a ti y comienza a mirar la llama, como esta crece y baila, concéntrate en tu respiración y trata de que la misma sea cada vez mas lenta, ensanchando tu estomago mas que tu pecho, lentamente, con calma. Cuenta hasta 30 mientras miras la vela, luego, sitúa tus ojos en el plato, vuelve a mirar la llama y cuenta hasta 30, esta vez, trata de alejar cualquier pensamiento que venga a tu cabeza. Es normal que en este momento vengan toda clase de pensamientos, poco a poco imagina como los vas sacando de tu mente hasta q puedas imaginar una pared blanca sin nada mas. Vuelve a mirar el plato y comienza el ejercicio, otra vez, con calma, no hay apuro ni desesperación. Repite este ejercicio 3 veces, luego de esto, da las gracias y deja que la vela se consuma, puedes dedicarla a tu ángel guardián y a la inteligencia divina. Si la vela se consumió, no te preocupes, enciende una y dedícaselas a las divinidades.

Cada día que repitas este ejercicio, puedes ir aumentando los números a contar, es importante repetir el ejercicio a diario y ser constante, ayudara a mejorar tu percepción no solo psíquica, sino mental y física, ya que te enseñara a ser mas atento con tu entorno.