Ritual de Limpieza con un Huevo


Este ritual es muy practico, rápido y efectivo cuando queremos hacer una limpieza de nuestra energía. Primero, toma un huevo, no importa su tamaño o color, lo importante es que este fresco y no este frio de nevera o refrigerador. Ve a un sitio tranquilo en tu casa, pásate el huevo por todo el cuerpo, ten cuidado de no romperlo, comienza por la cabeza, hombros, brazos, torso y piernas, hasta llegar a los 2 pies. La cascara del huevo debe de tocar tu piel mientras lo haces, puedes hacer leve presión para esto, pero, de nuevo, ten cuidado para que no se rompa. Mientras pasas el huevo por tu cuerpo, siente como toda la pesadez, energías negativas, tensión, van de tu cuerpo al huevo y se quedan allí.

Una vez que termines en los pies, puedes botar el huevo fuera de tu casa, para que las malas energías no se queden allí. Este método también es muy utilizado para la adivinación, cambiando el final del ritual, tomando el huevo y romperlo dentro de un vaso con un poco de agua, con mucho cuidado para no derramar, ni el contenido del huevo ni el agua. Después de esto, hay q observar detenidamente el contenido del vaso, e interpretar las imágenes que se ven reflejadas allí. Después, botar el contenido del mismo y realizar la limpieza antes escrita.