El Signo del El Dragón


El Dragón (龍) es la única criatura mítica en el zodiaco chino. En China, los dragones se asocian con la fuerza, con la salud, con la armonía, y con la buena suerte; son colocados encima de puertas o en cima de los techos para desterrar a los demonios y espíritus malignos. Dentro de la cultura china, más bebés nacen en años del Dragón que en cualquier otro de los año animales. En las culturas milenarias orientales, es considerado al igual que la serpiente un animal de buena suerte. En la antigua China era considerado como el guardían de los tesoros, así también de la sabiduría. También es representado como un símbolo de las artes marciales, actualmente muy conocido y difundido por casi todo el mundo con lo que respecta la defensa personal. Muchos senseis o artistas marciales se han inspirado en adoptar su simbología, principalmente en el mundo occidental. Las personas nacidas bajo este signo son considerados como nobles, sabias y creativas, incluso muy sociables con todos y tolerantes, son comprensivos a los sentimientos con los demás.

Años y los cinco elementos

Las personas nacidas dentro de estos rangos de fechas se puede decir que son nacidas en el Año del Dragon, también se consideran los siguientes elemento signo:

16 de febrero 1904 - 3 de febrero 1905: Dragón de Madera
3 de febrero 1916 - 22 de enero 1917: Dragón de Fuego
23 de enero 1928 - 9 de febrero 1929: Dragón de Tierra
8 de febrero 1940 - 26 de enero 1941: Dragón de Metal
27 de enero 1952 - 13 de febrero 1953: Dragón de Agua
13 de febrero 1964 - 1 de febrero 1965: Dragón de Madera
31 de enero 1976 - 17 de febrero 1977: Dragón de Fuego
17 de febrero 1988 - 5 de febrero 1989:Dragón de Tierra
5 de febrero 2000 - 23 de enero 2001: Dragón de Metal
2012 - 2013: Dragón de Agua
2024 - 2025: Dragón de Madera

Atributos

Nombre chino del Dragón: Long
Ubicación: Segundo.
Hora de influencia del Dragón: entre la 7:00 y las 9:00 de la mañana
Dirección: Este - Sudeste
Estación del año del Dragón: final de la Primavera
Mes de influencia del Dragón: Abril
Elemento del Dragón: Tierra (ver los Elementos del Dragón)
Aspecto del Dragón: yang
Piedra del Dragón: Amatista
Planeta del Dragón: Saturno
Color del Dragón: Negro y el Oro
Signo occidental aproximadamente equivalente: Aries
Alimento: Trigo, aves domesticas
Países: China,  Reino Unido,  Irán,  Dinamarca,  Japón,  Bulgaria

Dragones Famosos: Joan D'Arc, John Lennon, Jimmy Connors, Shirley Temple Black, Fred (Mr.) Rogers, Al Pacino, Pee Wee Herman, Christopher Reeves, Robin Williams, Sara Bernardt, Mari Pickford, Salvador Dalí, Harold Wilson, Jesucristo, Juan Jacobo Rousseau, Barbara Cartiand, Bernard Shaw, Danton, Mariscal Tito, Santa Bernardette, Napoleón III, Mariscal Petain, Pilar Miró, Joan Baez, Susannah York, Pasqual Maragall, Faye Dunaway, Ernesto Halffter, Plácido Domingo, Adolfo Marsillach, Jean Simmons, Estefanía de Mónaco, Gabriel García Márquez, Sara Montiel, Alberto Cortez, Bernardo Bertolucci, Gregory Peck, Julie Christie, Glen Ford, Fabiola de Bélgica, Olivia de Havilland, Ringo Starr, Yul Brynner, Stanley Kubrick, James Coburn, Raquel Welch, Rossano Brazzi, Silvia Kristel, George Peppard, Pelé, Ray Coniff, Elke Sommer, Gene Tierney, François Mitterrand, Trevor Howard, Graham Greene.

Características:

El Dragón simboliza el poder y la riqueza; es el signo del emperador de China; encantador y brillante, despide vitalidad, fuerza y atrae con magnetismo y extravagancia. Las personas nacidas bajo la influencia del Dragón cautivan por su carisma personal y están acompañadas de buena suerte. Se sienten especialmente atraídos por las cosas extrañas y exóticas.

Se muestran activos e interesados por el mundo que les rodea; les encanta participar en causas de gran envergadura. El Dragón puede alcanzar grandes sueños si logra dominar su imaginación y canalizar su enorme energía para encausar algunos de los tantos proyectos que se le ocurren, en su mayoría irrealizables. Si su energía, inteligencia y talento encuentran la vía adecuada pueden obtener grandes resultados; por ejemplo puede utilizar su gran habilidad para predecir tendencias.

Atraídos por el ocultismo, el teatro y todas las artes, es muy derrochador y siempre vive por encima de sus posibilidades. Su mayor debilidad es su egocentrismo, superficialidad y su necesidad de ser el centro de atención. Se pone bravo cuando se tropieza con alguien que no cae rendido a sus encantos. Poco altruista, le cuesta ponerse en el lugar del otro, falto de paciencia, intolerante y cometiendo errores de juicio, puede resultar muy desagradable frente al dolor del otro.

La fortuna del Dragón se manifiesta en su increíble descaro para mantenerse indiferente frente a los acontecimientos y seguir firme en sus objetivos para encontrar el éxito. Destaca en originalidad e independencia; su mejor ámbito es la motivación del trabajo y prestarse a la competencia para imponer su opinión; que siempre será contraria a la de los demás. Buscara la forma de encarar su propio negocio, por que no le gusta necesitar a nadie en el trabajo. Su franqueza y brusca sinceridad acompañadas de un gran idealismo hacen de él un Dragón utópico y soñador.

Los Dragones pueden caer bien y se les ama con locura o caer mal y se les detesta con recelo; no hay términos medios; quien desee compartir la vida con uno de ellos debe pensar en proporcionar emociones explosivas y hacerle sentir único. Si hay que admirar, se enamorara, pero cuando se acabe el cariño también se acabara la relación.

De los 12 animales del horóscopo chino, los dragones son los más afortunados. De hecho, ellos son sumamente afortunados. Los Dragones gozan de una increíble energía, son muy seguros de si mismos, extravagantes y egocéntricos. Los dragones son los hacedores del mundo. Ellos simplemente no se sientan a esperar que las cosas sucedan, ellos hacen que sucedan. Siempre se puede contar con un centrado Dragón para que se haga cargo y tome los riesgos necesarios. Su ardiente entusiasmo y naturaleza enérgica harán que las cosas sucedan.

Lo primordial es que son enérgicos y disfrutan de una excelente salud en la mayor parte de su existencia. En los países asiáticos se cree que a los nativos de este signo les acompañan la prosperidad y una larga vida. Tal vez por el hecho de que suelen dedicar sus energías a objetivos idealistas y se hallan capacitados para hacer frente a los trabajos más complicados, en todos los cuales obtendrán el éxito. Pero tienden a excitarse en demasía y a hablar más de lo aconsejable en el mundo social.

Los dragones siempre quieren que las cosas se hagan a su manera, exigen la perfección de sí mismos, y de otros. Aunque el dragón siempre tiene que tener la última palabra, perdonan y olvidan fácilmente. Cualquier rencor sólo serviría para obstaculizar sus propósitos, es decir, sería inútil. En ocasiones se preocupan obsesivamente por motivos absurdos y resultan exigentes.

Son detallistas, inteligentes, tenaces, complacientes y generosos. Las mejores carreras para ellos tienen que hallarse relacionadas con el arte, la religión, la milicia, la medicina y la política. Pueden despertar grandes pasiones amorosas, pero raramente se entregarán a otra persona de una forma total. En tanto que el espíritu magnánimo del dragón puede atraer muchedumbres, ellos tienen pocos amigos cercanos.

Compatibilidad

Entre Mono y Dragón se sentirá la fuerza de una atracción fatal, a ambos les fascinan las cualidades externas e internas del otro. Dragón y Rata puede ser también una combinación irresistible, ya que la astucia de la Rata reemplazará la ingenuidad del Dragón mientras que la fuerza de éste reemplazará la debilidad de la Rata. La Serpiente puede ayudarle a calmar los errores provocados por el impulsivo Dragón y aportarle la serenidad suficiente para que éste aproveche su gran inteligencia cuando sepa detenerse a pensar. durante las decepciones que puede sufrir el Dragón, la Serpiente también puede darle ánimo, consuelo y resignación y a su favor salir en su defensa.

El Tigre, el Gallo, el Caballo, la Cabra, el Conejo y el Cerdo buscarán al Dragón para refugiarse y compartir con él.

Dos Dragones pueden entenderse bien si se unen como un equipo invencible, sabiendo que no deben competir entre ellos para no hundirse mutuamente y neutralizar sus fuerzas.

Incompatibilidad

No es aconsejable el Perro como pareja para el Dragón ya que con un canino no tendrán todo en común.