Esbat de la Luna de las Noches Largas

Diciembre es el décimo mes del antiguo calendario romano, y en el mismo solía festejarse las Saturnalias. Los Francos lo llamaron Heilagmanoth o el mes sagrado ya que en él se daban numerosas fiestas sagradas. En el antiguo calendario Tibetano, el 1º de Diciembre era el advenimiento del Nuevo Año. La Diosa Maya Ixchel era celebrada en el Sur de México con procesiones y rituales como la bendición de botes y campos. Ella también es conocida como la única Dama de la Oscuridad Circular, La Señora de la Noche, la Señora que todo lo Abarca. Su culto se extendía en todo el Sur de México, la Península de Yucatán y hasta en áreas tan lejanas como el Salvador.

El Solsticio de Invierno era el tiempo cuando el Sol esta en su máxima caída. Pero a partir de ese día comienza a tomar mas fuerza, más luz. Alrededor del mundo el momento en que las Grandes Madres dan a luz a sus hijos sagrados: Rhiannon a Pryderi, Isis a Horus, Démeter a Perséfone. En Japón había llegado el momento el que La Diosa del Sol Poniente Amaterasu salía de su cueva. El nacimiento de Horus era celebrado cerca del 23 de Diciembre poco después del Solsticio.

Poder que Fluye:
Resistir, muerte y renacimiento reabrir los caminos, oscuridad. Alquimia personal. Caminos espirituales. Logros en las amistades y familia, sobreponerse a la soledad y la necesidad.

Correspondencias
Hierbas: Acebo, Hiedra, abeto, muérdago
Colores: Blanco, rojo y negro, verde oscuro.
Flores: acebo, muérdago y flores de estación.
Esencias: Violeta, pachuli, incienso, mirra, lila
Piedras: Topacio, ágata - serpentina, Jacinto, peridoto
Árbol: Pino, Abeto, Acebo
Deidades: Hathor, Hécate, Neith, Atenas, Minerva. Ixchel, Osiris, Las Normas.

Hemos entrado en la temporada de las fiestas. Es diciembre y la tensión va en aumento en esta época del año, así que centremos este ritual en aliviar el estrés. (Compre una botella de su gel de baño favorito) Trace un círculo en su cuarto de baño, encienda las velas. Llene la bañera con agua caliente y añada una cantidad generosa de gel de baño. A medida que se baya quitando cada prenda de ropa, despréndete de una preocupación más del mundo diario. Cuando este desnuda entre al baño cubierto de espuma. A medida que el agua limpia y alivia las tensiones del cuerpo, relájese y cierre los ojos.

Imagínate flotando a la deriva en un mar tropical, con el sol acariciándole suavemente su cara. Deslícese hacia el océano a medida que va desapareciendo la tensión... Perciba la vida que late a su alrededor, en las olas y bajo la brillante superficie, a pesar de lo cual ninguna de estas actividades interfieren con su paz. Abandonen las preocupaciones que impregnan sus días y déjelas en manos del agua madre. Al abandonar el baño tome una ducha fría y rejuvenecedora.