Esbat de la Luna del Cazador

La estación de la caza empieza en esta época. Es la época en que las hojas de los árboles comienzan a caer, y los animales han engordado. Los campos han sido segados y los cazadores pueden ver a los animales fácilmente. Es buen tiempo para armonizar con la Naturaleza y pedir consejo y la guía de tu animal personal, tu animal tótem. En este Esbat da las gracias por lo que has conseguido. Y siembra para el futuro. En el antiguo calendario romano, este mes tomaba el nombre Octem, el octavo. En este mes era costumbre cazar, y a la carne obtenida secarla o salarla, para los días venideros de Invierno. Solo proveyéndose en este mes podrían sobrevivir en los duros días invernales. El festival griego de Tesmoforias era celebrado cada año en honor de Démeter, y era sólo para mujeres. Era una fiesta de 3 días en recuerdo del retorno de Kore del submundo. En el 3 día (luego de una procesión y un día de duelo y ayuno) celebraban con banquetes. En el Tíbet, la cuaresma budista se llevaba a cabo con el festival del descenso de los cielos que era celebrado al final de las épocas lluviosas.

Correspondencias
Hierbas: Angélica, Tomillo, Cereales de todo tipo, Salvia, Cardo.
Helechos, Tabaco Y Sello De Salomón.
Colores: Marrón, Dorado O Naranja Oscuro, Rojo.
Flores: Caléndula, Madreselva, Pasionaria.
Esencias: Frambuesa, Capullos de Manzano, Cerezas.
Inciensos: Incienso, Benjuí, Mirra.
Piedras: Ámbar, Ojo de Tigre, Ojo de Gato, Ágata Amarilla Cuarzo.
Árbol: Ciprés, Acacia, Tejo.
Deidades: Ishtar, Astarté, Démeter, Kore, Lakshmi, El Dios Astado, Hathor.


Energía que Fluye:
Dejar ir, emprender la marcha. Limpieza interior. Karma y reencarnación. Justicia y balance, armonía interna.

En Octubre como preparación para el invierno, durante la época más introspectiva del año, tratamos de limpiar lo viejo. Durante ese mes nos dedicamos a la limpieza de nuestros espacios rituales para los días más oscuros que han de venir. Decoramos el altar con hojas de los árboles, frutos maduros de la estación. Nuestro primer paso consiste en reunir todos los viejos hechizos y descartarlos de la manera más adecuada. Luego hay que limpiar meticulosamente todas las herramientas rituales (y mientras lo hace quite el polvo y limpie todo el espacio donde vive) y lavar las ropas del altar. Aromatice el espacio con salvia o cedro.

Una vez que lo haya hecho así aromatice el espacio con una varilla de incienso, trace un círculo e invoque a los dioses y diosas con los que comparte su vida. Permita que las energías se asienten mientras se concentra en los meses por venir.

Estamos entrando en una época de pensamientos, de actividad cerebral. Para otros los meses de inviernos son aquellos que se pasan dentro del hogar, debido a las inclemencias del tiempo. Ahora es buen momento para hacer balance de sus objetivos y para planificar con antelación para el invierno que se aproxima.