Esbat de la Luna de Cebada o del Maíz

El maíz es el símbolo de la abundancia en los campos donde se recolectara la siembra del año, esta Luna anuncia la llegada del otoño. El 1º de Agosto, es una festividad celtica llamada Lunasa or Lughnasadh, que es la celebración de la cosecha y de los granos nuevos para hacer el pan. Lughnassadh, se convirtió en Lammas en Inglés Antiguo, que significa "Masa de Pan" (Loaf Mass). En el ritual a celebrar se puede hacer una ofrenda de sacrificios, es decir sacrificar cosas que en nuestra vida causen problemas, como manías o vicios. Es buena época para quemar estos malos hábitos dentro del caldero en un ritual dedicado a la diosa del Maíz.

Los romanos llamaban a agosto Sextilis, y mas adelante fue llamado Augustus en honor al emperador Caesar. La recolección de la cosecha era celebrada en distintos lugares en este mes. Tres veces en Agosto, los romanos rendían honores a Vulcano, el 17 de Agosto en la Portunalia, el 23 en la Volturnalia y el 27 en la Volcanalia. Este último festival, se llevaba a cabo fuera de lo límites de la ciudad para resguardarla de los fuego accidentales, ya que era amenaza real para las mismas, que se incendiaban rápidamente. La Diosa Juturna, Diosa de las fuentes, y la Stata Mater (quien mantenía lejos a los fuegos) eran invocadas para contrarrestar y equilibrar a los fuegos de Vulcano o volcanes.

En Roma, las mujeres quienes habían sido escuchadas en sus plegarias por Hécate y Diana, marchaban con una antorcha encendida a los templos de estas Diosas. Aquí tenemos una ceremonia muy especial sólo de las mujeres para dar las gracias.

Los primeros griegos tenían un día sagrado para Hécate, la Madre Oscura el 13 de Agosto, y 10 días mas tarde celebraban a Némesis, la diosa que equilibraba la balanza de la justicia con castigo y venganza legítima. En la India, los hindúes le rinden honores al dios con cabeza de elefante Ghanesa; esta deidad remueve los obstáculos y brinda buena fortuna. Las flores y los platos de arroz se colocan en sus templos para rendirle honor. 

Magia del Esbat:
Energía para recolectar, cosechar, apreciar y para el encuentro. Vitalidad, Salud y Relaciones Amistosas.

Correspondencias
Hierbas: Hierba de San Juan, Laurel, Angélica, Hinojo, Naranja.
Colores: Amarillo, Dorado, Naranja.
Flores y Plantas: Girasol, Caléndula, Trigo, Maíz, Cebada
Esencias: Incienso, Heliotropo, Naranja.
Piedras: Ojo de Gato, de Tigre, Jaspe, Ágata de Fuego.
Árbol: Almendro, Cedro
Deidades: Ghanesa, Osiris, Hathor, Frey, Freya, Ceres, Démeter, Brighit. 

Decore el altar con un puño dorado de mazorca de maíz y un cáliz de vino. Tenga preparado un caldero o cuenco de acero inoxidable en el que pueda quemar papel, y una vela negra.

Trace un círculo e invoque a los dioses y diosas y encienda la vela. Prepare una lista de aquellas cosas que esta dispuesta a sacrificar de su vida por esta estación, como por ejemplo abandonar la necesidad de un control constante en su vida, o sacrificar la necesidad de perfección.

Una vez que tenga preparada la lista concéntrate en desprenderse de esos impedimentos innecesarios en su vida y acerque el papel a la llama de la vela. Déjelo caer en el caldero y ofrézcalo al espíritu de la primera cosecha. Asegúrese de tener agua cerca por si acaso se produjese un accidente imprevisto.