Esbat de la Luna Bendita

Casi pegada a la Festividad de Midsummer ó Litha, tenemos Luna Llena. Los romanos llamaban a este mes Quintilis, el quinto, pero mas tarde recibió el nombre de Julio en honor a Julio Caesar. Las Olimpiadas Griegas ocurrían en Julio. Este festival en honor a Zeus consistía en competiciones atléticas, de teatro, música y otras actividades. Durante las Olimpiadas, todos los participantes eran beneficiados con un salvoconducto que les garantizaba su seguridad durante los Juegos. Las constantes peleas de los griegos eran puestas a un lado. Una victoria en las Olimpiadas era un gran logro, tanto para quien lo ganaba como para la ciudad o el pueblo que representaba. Julio llega con los días perezosos y se marcha dejando la sensación de que el verano, aunque todavía persiste, empieza a acabarse. En honor del sentido de la libertad que Julio aporta a nuestros corazones, extendemos nuestras mentes hacia el mundo para fortalecer nuestras conexiones con el universo.

En Japón, La Luna Llena de ese mes era llamada O-Bon, o festival de las Linternas. Esta combinación de creencias budistas con sintoístas rendía homenaje a los muertos. Los hogares, las tumbas, y las tablas de los ancestros eran limpiadas con esmero. Los altares familiares eran decorados. En los jardines se colgaban linternas para iluminar los caminos y que los muertos pudieran visitar a sus familiares en esta ceremonia que duraba tres días.

El festival de Año Nuevo se celebraba en Egipto, llamado Festival de Opet. Este conmemoraba las bodas de Isis y Osiris. Se dice que su unión daba buena suerte a toda la gente. Al mismo tiempo en Roma, el amor entre Venus y Adonis era celebrado.

Correspondencias
Hierbas: Hierba de San Juan, Laurel, Angélica, Hinojo, Naranja.
Colores: Amarillo, Dorado, Verde Claro.
Flores: Girasol, Caléndula, Flores de Estación.
Esencias: Incienso, Heliotropo, Naranja.
Piedras: Citrino, Ojo de Gato, Ojo de Tigre, Jaspe, Ágata de Fuego
Árbol: Almendro, Cedro.
Deidades: Isis, Osiris, Zeus, Venus, Afrodita, Frey y Freya.

Magia del Esbat 
Unión, amor, paz, armonía con toda la naturaleza, renacimiento.

Para el ritual de la Luna Llena de este mes no necesitas más que una manta y unos pocos minutos libres. Extiende la manta bajo el cielo nocturno cuando la Luna se eleve llena. Si quieres lleva contigo tu cristal, varita mágica o cualquier objeto sagrado. Mientras te halles tumbada bajo la manta, contemplando las estrellas, deja que tu mente deambule por el universo.

Intenta conectarte con le poder celestial que reluce, mézclate con la belleza de la tierra que te rodea. Concéntrate con la conexión de este gran cosmos nuestro y siente tu alegría que se une con todos los planetas, estrella y otras formas vitales que configuran nuestras galaxias. Percibe tu interconexión con la gran cadena a la que llamamos vida.