La Anciana, Preparándonos para lo Inevitable

Si la Doncella nos habla de comienzos, y la Madre de madurez, la Anciana nos hace pensar en finales. Este es quizás el aspecto menos comprendido de la Diosa Triple, uno que suele causar miedo ya que nos lleva inevitablemente a contemplar la muerte. La Anciana fue reverenciada en las antiguas culturas como regente del inframundo, visto en ésas épocas como un lugar de descanso de las almas entre encarnación y encarnación, antes de volver al plano terrestre. Las asociaciones posteriores que se le dio a éste lugar con el infierno de las religiones reveladas es la causa de que las representaciones de éste aspecto de la Diosa se hayan equiparado con algo maligno o demoníaco, obviando el hecho de que todos debemos morir así como nacemos, y la función de ésta Diosa era en general acompañarnos durante la última etapa de nuestra vida, preparándonos para el gran salto, rigiendo luego sobre las almas de los muertos mientras espera el renacimiento. Como en los casos anteriores, hay ejemplos a nivel mundial de éste aspecto de la Diosa.

Hécate entre los griegos, llamada durante la Edad Media la Reina de la Brujas, era una deidad del inframundo y la Luna, adorada en encrucijadas en las que se le hacían sacrificios durante la luna llena.

Hel diosa germánica del inframundo. Se la reconoce como originaria del período Indoeuropeo (prehistoria). A ella retornaban todos los mortales al terminar su existencia física.

Morrigan, Diosa de los Muertos conocida en Bretaña, Gales e Irlanda, quien también regía sobre las batallas. Tenía un aspecto triple es sí misma, y a veces era llamada las Tres Morrigans.

Tiamat dentro de la mitología sumeria, Diosa del abismo primigenio, tanto creadora como destructora, representada como una serpiente. En uno de los combates típicos en la mitología antigua en los que los descendientes se rebelan contra los dioses primigenios, Marduk mata a Tiamat, construyendo a continuación el cielo y la tierra con las mitades de su cuerpo.

Kali Ma dentro del panteón hindú, conocida por su aspecto de destructora y Madre Terrible, tiene sin embargo dentro de sus atributos un collar de cráneos, cada uno de ellos inscripto con una letra del alfabeto sánscrito con los que crea palabras o mantras.

Nephthys para los egipcios, esposa de Seth y regente del inframundo, madre de Anubis, el dios con cabeza de chacal que guía a los espíritus en su viaje luego de muertos.

Tlazolteotl, cabalgando una escoba, estaba asociada para los aztecas con la luna, la serpiente y el murciélago. Su culto se realizaba principalmente en encrucijadas como la Hécate europea, y sus sacerdotisas eran conocidas como capaces de limpiar de todo pecado a quien así lo pidiera, pero sólo una vez en la vida.
Todas éstas representaciones, excepto quizás la de Nephthys, invocan un aspecto oscuro y poco agradable de la Diosa, lo que en psicología analítica se denomina el arquetipo de la Madre Terrible. Un ejemplo claro de esto lo podemos ver en una famosa representación de la diosa Kali Ma, que la muestra copulando con su consorte Shiva, con la vulva dentada y alimentándose de sus entrañas. A primera vista, una imagen casi repulsiva; no así desde el punto de vista simbólico. Podemos verlo como un recordatorio de que la vida necesita alimentarse de la vida para subsistir, y una representación de los aspectos de creadora -preservadora - destructora de la Diosa.

Los paganos vemos a la vida como un ciclo en eterno fluir. El contemplar ésta faceta oscura de la Diosa nos enseña que así como todo en la naturaleza se mueve en ciclos, nosotros también debemos hacerlo, aceptando la muerte como un pasaje a otro estado, tan válido y parte de la vida como el propio nacimiento.

La Anciana se asocia con la luna menguante, y los colores negro, azul profundo y el violeta más oscuro. La estación del año que le corresponde es el invierno, y sus animales usuales son el búho, lobo o cuervo. El festival que le corresponde es obviamente el de los muertos, Samhain.

Debemos invocar éste aspecto de la Diosa cuando debamos lidiar con relaciones afectivas o laborales que se terminan, menopausia, descanso y calma antes de encarar nuevos planes, muertes, retribución de abusos, protección más fuerte de la usual a nivel físico y psíquico, y si deseamos desarrollar comunicación con espíritus - guía.