Astrología China, Primera Parte

La astrología china es la adivinación del futuro mediante el uso del calendario chino, particularmente sus 12 ciclos anuales de animales, conocidos como zodiaco chino. Este sistema de adivinación se deriva de las características principales del sistema: el zodiaco, los cinco elementos del pensamiento chino, los ciclos del calendario basados en la astronomía, y la religión china antigua. Los antiguos astrónomos chinos asignaron a cada uno de los cinco planetas principales uno de los cinco elementos chinos: A Venus el Metal (Oro), a Júpiter la Madera, a Mercurio el Agua, a Marte el Fuego y a Saturno la Tierra. Según la astrología china la posición de estos planetas, junto con la posición del sol, la luna y cualquier cometa en el cielo además de la fecha de nacimiento y el signo del zodiaco puede determinar el destino de una persona.

Un complejo sistema para calcular el destino basado en la hora de cumpleaños y la fecha de nacimiento (conocido como 紫微斗數 zǐwēidǒushù) todavía se utiliza regularmente en la astrología china hoy en día para adivinar la fortuna. Las veintiocho constelaciones chinas (宿 xìu) son totalmente diferentes de las ochenta y ocho constelaciones occidentales. Por ejemplo la Osa Mayor es conocida como 斗 dǒu y el cinturón de Orión como 參 shen. Las siete constelaciones norteñas son llamadas xúanwǔ (玄武). Xuan Wu también se conoce como el espíritu del cielo del norte o en la creencia taoísta como el espíritu del agua.

Existe un ciclo binario Yin Yang, que junto al ciclo de los 5 elementos forma un ciclo de 10. Los años pares son yang, y los impares son yin. Cuando se divide el ciclo del zodiaco de los 12 animales en dos, cada zodiaco puede ocurrir solamente en yin o yang: el dragón es siempre yang, la serpiente es siempre yin, etc. Esta combinación crea un ciclo de 60 años, comenzando desde Madera Rata y terminando con Agua Cerdo. El ciclo actual comenzó en el año 1984.