Las Miko, Sacerdotisas del Templo

Las Miko (巫女) son sirvientes de los templos shinto japoneses (jinja) desde el comienzo de la era Sengoku, disfrutan de una alta posición social y proceden, en muchos casos, de las familias de los sacerdotes. En tiempos antiguos, las mujeres que tenían trances y que transmitían las palabras de un dios era llamada miko, pero no del mismo modo como las pitonisas del Oráculo de Delfos en Grecia. Los roles de la miko incluyen llevar a cabo danzas ceremoniales (miko-mai), asistir a los monjes en las ceremonias de matrimonio, asistir a los eventos del templo, realizar bailes, rituales y la adivinación. Después de servir en el templo, una miko puede casarse y dedicarse a su familia.

El vestido tradicional de una miko es una chihaya, que consiste en una hakama (falda dividida) de color rojo escarlata, una camisa blanca con hombros sueltos y un tabi.

Dan origen con su danza ritual a formas teatrales como el kabuki o las shirabyōshi (bailarinas y cantantes, 白拍子) y las marionetas.