Escorpio, El Escorpión

Es el signo del amor pasional y la devoción a las personas, sin importar que el individuo a quien se le da devoción sea humano o divino. Lo negativo del amor se muestra en odio y sensualidad, mientras que lo negativo de la devoción se muestra en complot para herir. Pasa por los dos extremos, del amor pasional del tipo más devoto y por el odio asesino; el más grande auto-control emocional y el más grande exceso sensual.

La cola del Escorpión actúa en dos formas: cuando el nativo es sensual sus excesos traen su propio castigo en la forma de tortura mental o sufrimiento físico; mientras que otra tendencia del signo es dar gran poder de sarcasmo. El refinamiento de esta cualidad es la capacidad de hablar tensamente y al punto; entonces los comentarios de una persona que lo ha desarrollado los hará con peso y puede frecuentemente ser acotado como epigramas o burla mordaz. 

Siendo uno de los signos fijos da una más alta determinación que cualquier otro y una fuerte persistencia que habilita al nativo a conseguir su propio camino y superar dificultades u oposiciones. La obstinación pasiva del signo opuesto (Tauro) se convierte aquí en concentración determinada. Un temperamento nunca tomará cosas caídas incluso si el resentimiento no es expresado verbalmente en el momento. Por ello tiene mucha perspicacia y nada de la impulsividad de Aries. 

Las acciones del nativo son empujadas por los sentimientos más que por la mente, por eso hay mucho poder de penetración mental o instinto detectivesco. Del desarrollo de estas cualidades viene la visión de lejanía del águila, que algunas veces es usada como símbolo del signo; también un poder psíquico que aliado a la devoción del signo, hace al místico. Los tres signos de agua tienen sus respectivas cualidades psíquicas, pero mientras que Piscis es usualmente el médium pasivo o negativo y Cáncer el médium que habla desde la inspiración o se mantiene perfectamente consciente cuando está bajo control, Escorpión puede convertirse en el mago práctico. Esto sale de la combinación de la cualidad mística con la fuerte voluntad y poder de concentración y la fuerza de la perfectamente evolucionada y controlada naturaleza sexual. Contrario a esto, la naturaleza de Escorpión puede ser la más poderosamente maligna de cualquiera. Por los profundos sentimientos de amor que son mezclados con egoísmo puede cambiarse a celos los cuales sacan odio, resentimiento, deseos de venganza y malicia, y el deseo de herir a toda costa, que puede fácilmente llevar a alguna forma de magia negra. 

Las características físicas de Escorpión son su incansable energía, minuciosidad y poder de resistencia. La energía de Marte (su corregente) se convierte en fija y paciente aquí, mientras que en Aries es más espasmódica y volcánica. Además la persona Escorpión se pone a trabajar incluso si este trabajo es meramente limpiar un cuarto, lo hace con minuciosidad e intensidad no dejando detalle sin atender y lográndolo en el mínimo de tiempo. 

El poder de paciencia de este signo habilita a los nativos a trabajar más duro y por más tiempo que otra gente; si lo lleva al exceso lleva a la persona que trabaja hasta que cae. Este signo da poder de organización y capacidad ejecutiva. Otro atributo es el silencio que sale de la misma influencia represiva que restringe los sentimientos. Este hábito de silenciosa represión frecuentemente significa sufrimientos, pero de esto evoluciona el poder. 

La más difícil lección que tiene que aprehender es perdonar. La última expresión de este signo es la concentración del amor y devoción y la transformación de pasión en poder.