Las Carites, Diosas del Encanto

Le_Tre_Grazie En la mitología griega, las Carites o Gracias (en latín Gratiae) eran las diosas de la belleza, la naturaleza, la creatividad humana y la fertilidad. Habitualmente se consideran tres, de la menor a la mayor:

  • Aglaya (‘Belleza’).
  • Eufrósine (‘Júbilo’).
  • Talía (‘Festividades’).

Las Carites solían ser consideradas hijas de Zeus y Eurínome, aunque también se decía que eran hijas de Hera, de Dioniso, o de Helios y la náyade Egle. Homero escribió que formaban parte del séquito de Afrodita. Las Carites también estaban asociadas con el inframundo y los misterios eleusinos.

El río Cefiso cerca de Delfos estaba consagrado a ellas, y tenían sus propias festividades, las Caritesias o Carisias.

Aunque se solía considerar que las Carites eran tres, los espartanos consideraban que la tercera era Cleta y no Talía. Algunas veces se mencionan a otras Carites, entre ellas Auxo, Cari, Hegemona, Faena y Pasítea. Homero (quien también alude a las Carites) hace a una de ellas esposa de Hefesto, dándole el nombre de Gracia. También dice que Sueño era un amante de Pasítea. Hesíodo en la Teogonía dice que las Carites son hijas de Zeus y Eurínome, dándole los nombres de Eufrósine, Aglaya y Talía.

En la mitología romana y latina las Carites fueron identificadas bajo el nombre de Gracias bajo los nombres de Castitas, Pulchritude y Voluptas es decir la la virgen, la esposa y la amante. De este modo, nos encontramos con dos lecturas opuestas: una tríada compuesta por tres aspectos de un mismo atributo, en el caso griego, y una tríada latina donde están representados tres arquetipos diferentes de mujer.