Invocación a las Ondinas

Esta invocación es muy buena para hacerla frente al mar, en un sitio despejado y tranquilo. Si no es posible, procura sentarte dentro de un circulo formado de conchas marinas, recogidas por ti mismo en la playa, pidiendo permiso antes de tomar las conchas a las ondinas del lugar. También puedes tomar piedrecitas y agua de mar. Luego de estar sentado dentro del circulo, enciende una vela azul y colócala cerca de la copa de cristal con el agua salada, concéntrate en la llama, evoca la sensación del mar, de estar en el agua y di:

Reina del mar;
Tu que tienes las llaves de las cataratas del universo y que encierras las aguas subterráneas en las profundidades de la tierra;
Reina del diluvio y de las lluvias de primavera y de las aguas torrenciales;
Tu, que abres los manantiales de los ríos y de las fuentes;
¡OH inmensidad, en la cual van a perderse todos los ríos del ser, que incesantemente renacen en ti;
Condúcenos a la verdadera vida, por el camino de la inteligencia y el amor,
Llévanos a la vida por los caminos ocultos, cuídanos de los problemas y ábrenos al amor y a la abundancia, así es como rico el ancho mar
¡Guíanos!

Siente como la energia del mar llena todo tu ser como un vaso se llena con el agua. Cuando te sientas lleno, relajado y tranquilo, abre tus ojos y da gracias por esta experiencia, analiza tus relaciones pasadas, la forma como das y recibes amor, pide paz, tranquilidad y entendimiento de las relaciones al reino de las aguas. da las gracias y deja que la vela se consuma. Despues de eso, recoge las conchas y colocalas en la copa con el agua salada y lleva la copa a un lugar iluminado.