Cómo consultar las Runas

Hay diferentes métodos para consultar las Runas. En un primer método, sólo debes saber tu fecha de nacimiento (fecha y mes) y tu nombre legal (el que aparece en tus documentos). Con cada uno de estos datos, se escoge la runa que te corresponde y ésta te dará una respuesta sobre tu vida. La primera runa, correspondiente a tu nombre, debe colocarse del lado izquierdo; la segunda, correspondiente a la tu fecha de nacimiento, debe colocarse en el medio; y la tercera, escogida al azar, debe colocarse a la derecha.

Una segunda manera de leer las runas consiste en hacer una pregunta abierta sobre un tópico específico y escoger tres runas al azar. Las piezas que salgan te darán un mensaje sobre la pregunta que hiciste. En este tipo de lanzamiento, el consultante debe usar su intuición para interpretar el mensaje que las runas le indican. La primera runa que saques, en ambos casos, además de su significado, te habla sobre el pasado; la segunda, sobre el presente y la tercera, sobre el futuro.

Según los entendidos en el tema, no es recomendable realizar más de tres preguntas personales al mismo tiempo, pues puede confundir la interpretación. Sin embargo, también indican no existen reglas o limitantes para la consulta. Puede utilizarse el método que quieras, los rituales que desees y las reglas que tú mismo impongas. Puede darse el caso de que estas figuras, en vez de responderte sobre la pregunta que hiciste, te haga ver otros aspectos de tu vida que necesitan respuesta o atención. El secreto, según los expertos, es despertar tu intuición para conectarte contigo mismo y encontrar la respuesta precisa a la inquietud existente.


Como Fabricar tus Runas

Las Runas son muy fáciles de fabricar. Puedes utilizar piedras de río, pequeños trozos de madera o las puedes hacer en cerámica. Trazas los símbolos de las Runas, sin olvidar la runa en blanco, con alguna pintura para cerámica, con un pirógrafo o con un marcador. Colócalas en una bolsita de tela especialmente hecha para ellas, tratando que el sol no se filtre en su interior y cuida de que estas siempre estén limpias y guardadas en un lugar seguro.

Tomado del libro "The Book of Runes" (El Libro de las Runas) Autor: Ralph Blue