lunes, 5 de noviembre de 2012

Romuva


Romuva Báltico es una organización religiosa étnica, la re activación de las prácticas religiosas de la población lituana antes de su cristianización. Romuva es una comunidad religión popular que sigue las  tradiciones paganas bálticas que sobrevivieron en el folclore y las costumbres.

Romuva principalmente existe en Lituania, pero también hay congregaciones de fieles en Australia, Canadá, Estados Unidos, en Inglaterra. y Noruega, para quienes una congregación formal está siendo organizado.  Los creyentes de las religiones paganas del Báltico también existen en otras naciones, incluyendo Dievturība en Letonia. La práctica de la fe Romuva es visto por muchos seguidores como una forma de orgullo cultural, junto con la celebración de las formas tradicionales del arte, la narración del Báltico folklore, la práctica de las fiestas tradicionales, tocando música tradicional Báltica, cantando dainas tradicionales o himnos y canciones, así como el activismo ecológico y asistencia en el estadio lugares sagrados.

Los términos Romuva, Romove y Ruomuva provienen de fuentes escritas medievales en el este de Prusia , a mencionar el templo pagano Báltico Romowe. La palabra tiene significados de "templo" y "santuario", pero, además, también "morada de la paz interior". La raíz ram-/rām- Báltico, tiene el significado de "calma, tranquilidad serena, ', derivada del proto-indoeuropeo * (e) remǝ.

Los seguidores de esta religión fueron prosperado relativamente sin obstáculos hasta el siglo IX cuando comenzó a sentir la presión de fuerzas externas cristianas. Los Anales de Quedlinburg mencionar un misionero, Bruno de Querfurt, quien murió junto con 18 hombres por Yotvingians mientras intentar convertir a los paganos en la zona de Lituania y Prusia en 1009 CE. Esta fue la primera vez que Lituania fue mencionado en fuentes escritas. Otras fuentes sugieren que Bruno había sido asesinado por violar el bosque sagrado y la destrucción de las estatuas de Dioses.

A partir de 1199, la Iglesia Católica Romana declaró cruzadas contra los paganos del Báltico. El Gran Duque Mindaugas fue cristianizado con su familia y sus guerreros en 1251 para poner fin a las cruzadas. Pero Mindaugas todavía adoraba a sus Dioses paganos segun se menciona en la crónica de Hypatian. Aun sacrificios a sus Dioses (Andajus, más tarde Dievas), Perkunas, Teliavelis (Dios de los herreros), y Žvorūna (Diosa de los bosques y los cazadores). A pesar de cualquier falta de sinceridad y de la política real en su fe cristiana, algunos estados subsidiarios de Grand Mindaugas se rebelaron en protesta. En 1261 Mindaugas renunció a su fe cristiana, su conversión oficial no logró aplacar a los cruzados.

Incluso en la cara de los cruzados, en el momento del Gran Duque Gediminas, el Gran Ducado de Lituania amplió su influencia hasta que se formó en el centro político de una vasta y próspera "Imperio pagano". Así sobrevivió hasta bien entrada la historia de sensibles representantes del antiguo paganismo europeo, conservando esta tradición como la religión oficial del estado hasta finales de los siglos 15 14 y principios, cuando el cristianismo fue aceptada finalmente por los Estados del Gran Ducado, de nuevo por razones políticas. Los lituanos fueron así los últimos no nómadas de Europa que practican prístino politeísmo indoeuropeo. Los sami, que permaneció nómada, eran la excepción, pero no formaron un Estado propio o hablar una lengua indo-europea. Extraoficialmente, los lituanos continuaron en su adhesión a la tradicional paganismo.

La época romántica se inició en el siglo 19. Esto llevó a que los lituanos mirar hacia atrás a su pasado en busca de inspiración tanto intelectual como espiritual. El renacimiento nacional lituano y empezó con la  idealización del antiguo paganismo y el folclore. Algunos historiadores quería demostrar la belleza del antiguo politeísmo e incluso comenzaron a crear nuevos aspectos de la mitología lituana. Uno de los más famosos de ellos fue Theodor Narbutt que editó antiguos mitos griegos y creado otras nuevas lituanos.

En el comienzo del siglo 20 antiguas tradiciones paganas continuaron todavía en el folklore y costumbres.   La ​​gente estaba celebrando antiguas fiestas paganas mezcladas con las tradiciones cristianas. Los festivales incluyen Vélines (día de las almas muertas, común con el Halloween), Užgavėnės (festival cuando termina el invierno y la primavera comienza), y Rasos o Joninės. Para Užgavėnės, la gente en Samogitia puede vestirse con trajes y máscaras como quemar un ídolo de una anciana, llamada Moré.

El filósofo Vydūnas se toma como una especie de padre fundador de Romuva. Él promovió activamente la concientización y la participación en festivales paganos. Vydūnas vio al cristianismo como extraños a los lituanos, y en su lugar se trajo a su atención a lo que veía como la visión espiritual de los seguidores de la religión báltica tradicional. Él atribuye este sentido, una fe de asombro en su cosmogonía  al ver el universo como un gran misterio, y el respeto por todos los seres vivos, así como la tierra en su moral, ya que vio el mundo entero y cada individuo como un símbolo de la vida en su conjunto. La Divinidad estuvo representado por el fuego, que fue utilizado como tal ritual para adorar lo divino y sagrado para sí mismo. Vydūnas había dado un trato especial a esta religión de los lituanos en su drama Amžina ugnis (An Eternal Flame). Entre las obras de esta y otras Vydūnas exaltó la fe como en el más alto nivel de expresión espiritual, junto con otras formas que reconoció.

Domas Sidlauskas-Visuomis (1878-1944) comenzó a crear Vaidevutybė (Báltico paganismo) en 1911. Al mismo tiempo, se fundo la religión popular lituana, conocida como movimiento Dievturi y fue iniciado por E. Brastinis. El problema principal era que los primeros movimientos se basaban en fuentes folclóricas limitados e influenciados por las tradiciones del Lejano Oriente, como el hinduismo y el budismo. Aun así, la idea de Romuva no murieron durante la ocupación soviética de Lituania.

El movimiento lituano pagano fue detenido por la ocupación soviética en 1940. La Unión Soviética fuerza anexión de Lituania en 1940 y cambió el nombre a la República Socialista Soviética de Lituania. Debido a la naturaleza nacionalista de Romuva, la fe fue suprimida durante la ocupación soviética y muchos practicantes fueron ejecutados o deportados a campos de trabajos forzados en Siberia. Después de la muerte de Stalin en la vida cultural se hizo más libre.

Un grupo clandestino Romuva se sabe que han existido dentro de un campo de trabajo en Rusia Inta,. Después de que los miembros fueron puestos en libertad y regresó a Lituania en torno a 1960, algunos de estos profesionales, junto con Jonas Trinkunas, formaron el Vilnius Ramuva Etológico y comenzó a organizar celebraciones públicas de las tradicionales fiestas religiosas de Lituania, a partir de 1967 (el antiguo festival de Rasos de Lituania se hizo) . En 1971 los soviéticos expulsaron a los miembros de la universidad a la que asistió y exiliaron a los líderes. En 1988, cuando el poder de la Unión Soviética se estaba desvaneciendo y la independencia de Lituania estaba en el horizonte, los grupos Romuva comenzó a reorganizar en los países bálticos y la práctica su religión al aire libre.

Romuva fue reconocida como una comunidad de fe Báltico antiguo en 1992 tras la independencia en 1990. Bajo los auspicios de la Ley de comunidades y asociaciones religiosas que se ha adoptado en Lituania en 1995, Romuva ganó el reconocimiento como "religión no tradicional".  la ley Lituana exige un mínimo de 25 años de existencia antes de que una religión pueda recibir el apoyo estatal reservada para religiones "tradicionales". Los Romuvans argumentar en contra de esto, afirmando que Romuva se remonta aún más lejos que el cristianismo, no sólo en Lituania, sino en el mundo en general.

Romuva es una fe politeísta pagano que afirma la santidad de la naturaleza, así como la práctica de la veneración de los antepasados. Los partidarios de Romuva Creen que las almas de los que mueren siguen existiendo en el más allá y están con la familia y los descendientes que viven, antes de la reencarnación. La confesión se basa en conserva costumbres y folclore lituano pagano arcaico pre-cristiana.

Las fiestas tradicionales se basan en costumbres arcaicas lituanos se conservan en forma del autentico folklore. Todas estas fiestas están basadas en los ritmos de la naturaleza y que contiene antiguos ritos agrarios. Año es un círculo marcado por dos solsticios y dos equinoccios de tal manera que el año queda dividido en 4 períodos. Durante estos períodos intermedios se celebran las fiestas.

Laima y Temyna son las dos más grandes Diosas desde tiempos inmemorial. Laima es la amada Madre Divina, que protege la vida humana. Laima es invocada para que conceda suerte (su nombre significa suerta). Temyna es la querida Madre Tierra, que protege la vida animal y vegetal. Es tanto el vientre como la tumba, y los lituanos le oran al levantarse en la mañana y acostarse en la noche.

El Templo Romuva Prusiano estableció a Dievas, Perkunas y Velnias como los tres principales Dioses. Dievas es el Dios del Cielo, viviendo en la cima de la Montaña Celestial. Proetege y guía el trabajo agrario. Es invocado para ayudar a los necesitados. El cristianismo usó el nombre "Dievas" para identificar a su propia deidad. Perkunas es el Dios del Clima y las Montañas que enarbola la justicia. Velnias es el promiscuo y truculento Dios así como el Dios de la Muerte. El cristianismo aplicó el nombre "Velnias" a su Satán.

La religión báltica lituana tiene muchas otras deidades. Desde la Edad Media, muchos seguidores de la religión báltica han manifestado la creencia de que hay un sólo Dios manifestado como varios dioses y diosas. La gente puede fácilmente confiar en las varias personificaciones y formas de la divinidad, y escoger el seguir las imágenes que les agradan. Esto ocurrió tanto en Lutuania como en Latvia. Aún más, algunos seguidores de la religión báltica lituana recientemente igualaron esta divinidad abstracta con la Vida.

Sus mas importantes celebraciones son:

Krikötas: Es la más importantes celebración lituana. Una celebración de vida. Se realiza con bebés recién nacidos. El bebé es bañado con deseos por una vida sana y buena fortuna.

Vestuvës: Es el festival matrimonial de tres días. A través de una serie de bellos rituales antiguos, una muchacha y un chico se vuelven adultos, dejan sus familias, y conforman una nueva. Los participantes envocan a los dioses y les desean salud, prosperidad y fortuna.

Ðermenys y Laidotuvës: son las ceremonias funerales. Los vivos colocan al fallecido lejos, y colocan libaciones con la oración: "A donde tú vas, iremos nosotros". Kalëdos: Es una de las principales fiestas agrarias. El inicio del año con el Solsticio de Invierno, el 25 de diciembre. La gente visita a sus vecinos y amigos, comparten comida, queman el árbol de Yule, y realizan predicciones para el año nuevo. Evidentemente, la similitud con la celebración de Yule de otros paganos, particularmente wiccanos es notoria.

Pusiauþiemis: conmemora el medio invierno, el primero de marzo.

Uþgavënës: simboliza el final del invierno. La gente se viste con disfraces sobrenaturales y se adentra en los campos para alejar al invierno con ruido, danzas, trucos y alimentos.

Velykos: celebra el Solsticio de Primavera, conmemorando la nueva vida al intercambiar retoños y huevos decorados con símbolos mitológicos.

Jorë y Samboriai: celebran las primeras frutas y granos respectivamente.

Rasa ó Kupolinë: el Solsticio de Verano, la gente camina por los campos recolectando hiervas que serán bendecidas esa noche. Los jóvenes mantienen vigilias toda la noche. En la mañana, el rocío se recolecta por propósitos medicinales. Rugiø ðventë: en el adentrado verano, se celebra el final de la cosecha  Dagotuvës: se realiza con la siembra de invierno. Ambas celebraciones agradecen los regalos y la protección de los dioses.

Vëlinës: conmemora la muerte y es realizado en el mes de octubre, culminando el 1 de noviembre (al igual que el Samhain wiccano). Los muertos son recordados, y se les invita a cenar con los vivos. Los "sodas" son móviles que cuelgan de las mesas para cenar, en ofrecimiento a los muertos.

Kûèios: la víspera del Solsticio de Invierno  la culminación del año. En preparación, todos deben reconciliarce con cualquiera con que hayan tenido problemas, y se deben perdonar las deudas. La familias se reúnen a conmemorar la unión entre vivos y muertos. Se realizan ritos de adivinación sobre el año nuevo, y todos se bendicen, deseándose suerte, prosperidad, salud y sabiduría. Las celebraciones lituanas son una tradición ininterrumpida desde tiempos antiguos. El cristianismo y el bolchevismo soviético intentaron de erradicarlas. Aunque (como usualmente ocurrió en toda América y Europa), las fiestas tomaron identidades cristianas en tiempos de persecución, la naturaleza no cristiana de las celebraciones es evidente.

El rito del fuego es, desde que se registra la historia, uno de los más centrales rituales de la religiosidad baltolituana.

El punto focal de cada templo báltico es el Aukuras, el Altar de Fuego. El rito es realizado para conmemorar ocasiones especiales, y es un componente esencial en muchas celebraciones. El Aukuras es erigido en un lugar sagrado, generalmente externo. Los participantes lavan sus manos y rostros al reunirse. Un grupo de personas dirige a los congregantes en cantar las Dainas -antiguos himnos espirituales-, mientras el fuego es encendido. Los líderes ofrecen flores, comida y bebida al fuego, mientras continúan los Dainas. Los participantes pueden ser invitados a agregar sus propias contribuciones verbales ó silenciosas. El significado es que los ofrecimientos y oraciones suben hasta los Dioses con el fuego, el humo y las chispas. En el hogar, similares libaciones se realizan diariamente en el fuego hogareño.