miércoles, 10 de noviembre de 2010

Ópalo

Ópalo: [SiO2.n H2O]. Del grupo del cuarzo. Sílice hidratado o Silícide hidratado. Es un mineral de sílice. Amorfo, se presenta generalmente en masas irregulares con textura en bandas. Sin estructura interna definida; más que un mineral se le considera un mineraloide.

Color: Muy variable, a menudo en dibujos ondulados. Color blanco, gris, azul, verde, naranja, rojo, negro. Brillo céreo a mate, transparente a opaco. Un bello ejemplar de la variedad llamada «ópalo de fuego», con un abigarrado juego de colores. También estan los ópalos comunes y los opalescentes. Existen ópalo negro, verde, de fuego, arlequinado, azul o violeta, lechoso u opaco. Envejece al perder el agua de cristalización, se guarda en algodones húmedos para evitar o retardar el envejecimiento. Su nombre ha bautizado el fenómeno de la opalescencia, que es un fenómeno de reflexión de la luz que modifica la iridiscencia según el punto de observación.

Usos: A esta gema porosa y frágil, la superstición le ha declarado piedra de mal agüero, ya que cambia de color cuando se presenta alguna situación negativa, el campo negativo no lo posee la piedra sino lo establece quien la lleva. Ayuda a incrementar la fe en Dios. Conecta con todos los chakras. Hay ópalos de color negro, fuego, azul, verde y opaco.

Regencia: Urano y Sol.

Correlación con los Signos: Acuario, Géminis y Libra.